Fiscales del juicio contra 'El Chapo' en EEUU revelan mensajes entre el narco y su esposa

Actualizado 10/01/2019 7:43:09 CET

NUEVA YORK, 10 Ene. (Reuters/EP) -

Los fiscales en el juicio contra Joaquín 'El Chapo' Guzmán en Estados Unidos han compartido este miércoles mensajes de texto supuestamente enviados a su esposa en los que hablaba sobre cómo escapar de una redada y bromeaba sobre armar a su hija de 18 meses con un fusil de asalto.

Los mensajes, que datan de principios de 2012, han sido leídos por el agente especial del FBI Steven Marston en su segundo día de testimonios ante un tribunal federal de Brooklyn.

Marston ha explicado que las autoridades pudieron obtenerlos al buscar en los registros recopilados por un software de espionaje que Guzmán había pedido al técnico Christian Rodriguez que instalara en los teléfonos de su esposa, Emma Coronel, y Agustina Cabanillas, identificada como su amante.

Rodriguez ha asegurado que instaló el software en alrededor de 50 "teléfonos especiales" que quería rastrear. El software le permitió a Guzmán monitorear las llamadas y mensajes de texto de los usuarios e incluso encender el micrófono de un teléfono y grabar en cualquier momento sin el conocimiento del usuario.

Los mensajes de texto parecen mostrar a Guzmán y Coronel discutiendo los peligros de la vida como parte de un cartel. En un mensaje, la mujer sostiene que estaba siendo vigilada por la Policía, a lo que el capo narco le aconsejó "vivir una vida normal". En otro intercambio, ella aseguraba que tenía un arma.

De acuerdo a los mensajes, Guzmán le dijo a Coronel que escapó de una redada en una casa en el balneario mexicano de Los Cabos, en la que varios de sus socios fueron capturados, a través de una ventana y que resultó herido con algunos rasguños.

Coronel ha permanecido impasible durante el testimonio, aunque se ha mostrado incómoda cuando Marston ha comenzado a leer mensajes románticos entre Cabanillas y Guzmán, en los que ella lo llamaba "amor".

Los mensajes de texto parecen mostrar que Cabanillas actuó como intermediaria en el negocio de las drogas, ayudando a establecer acuerdos entre Guzmán y varias personas.

En algunos mensajes, Guzmán habla con su esposa de sus hijas gemelas, Emmely 'Mali' y María Joaquina 'Kiki' Coronel, de aproximadamente un año y medio de edad. "Nuestra Kiki no tiene miedo", sostuvo "El Chapo". "Voy a darle un AK-47 para que pueda pasar el rato conmigo", ha agregado.

EL CASO CONTRA 'EL CHAPO'

Guzmán, de 61 años, fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2017 para enfrentar cargos de tráfico de grandes cantidades de cocaína, heroína y otras drogas al país como líder del Cartel de Sinaloa.

Los fiscales sostienen también que Guzmán desempeñó un papel central en una guerra de las drogas en México en la que murieron más de 100.000 personas. 'El Chapo' se enfrenta una pena de cadena perpetua si es declarado culpable.

Los miembros del jurado han escuchado durante la jornada algunas de las llamadas. Antes habían oído a antiguos socios de Guzmán que testificaron sobre los envíos de varias toneladas de drogas, las guerras entre capos narco y la corrupción de funcionarios públicos mexicanos.

Los abogados de Guzmán han presentado a su cliente como un chivo expiatorio de Ismael 'El Mayo' Zambada, a quien sindicaron como el verdadero capo del cartel de Sinaloa y que también hace frente a cargos en Estados Unidos, aunque sigue en libertad.

Los abogados de Guzmán han denunciado unas condiciones de reclusión "críticas" que, según su versión, han afectado a su salud física y mental.

El 'narco' mexicano ascendió al puesto del criminal más buscado de Estados Unidos tras la muerte del ex líder de Al Qaeda Usama bin Laden en 2011.

Contador