El Ejército birmano paraliza sus operaciones en el norte como gesto hacia los grupos insurgentes

Aung San Suu Kyi
REUTERS / ATHIT PERAWONGMETHA
Publicado 21/12/2018 13:50:05CET

RANGÚN, 21 Dic. (Reuters/EP) -

Las Fuerzas Armadas de Birmania han anunciado un alto el fuego inmediato de cuatro meses en la zona norte del país, en concreto en los estados de Kachin y Shan, en un raro gesto conciliador que llega después de que una coalición de grupos insurgentes solicitase este mes una pausa en el conflicto.

La jefatura del Estado Mayor ha informado en un comunicado de que detendrá "las operaciones militares" en el norte y el este del país hasta el próximo 30 de abril, con vistas a negociar con las organizaciones que se han negado a firmar el acuerdo de alto el fuego y completar el proceso de paz.

El portavoz del Gobierno, Zaw Htay, ha confirmado que la Administración liderada por Aung San Suu Kyi está al tanto del anuncio y que las dos partes están "cooperando" para avanzar en la resolución del conflicto. "Esperamos que haya buenos resultados", ha asegurado durante una rueda de prensa.

Más de 100.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares por los combates desatados entre la insurgencia y los militares desde que saltó por los aires en 2011 la tregua con el Ejército para la Independencia de Kachin (KIA).

Las Fuerzas Armadas no han aludido en su aviso a la situación del estado de Rajine, escenario de una violenta represión contra la minoría rohingya a raíz de una serie de ataques perpetrados por milicianos en agosto de 2017. Las autoridades birmanas consideran que se trata de grupos "terroristas" y, por tanto, descartan cualquier diálogo.