Publicado 20/12/2021 12:06CET

El Ejército de Etiopía recupera el control de la ciudad de Lalibela en el marco de sus combates con el TPLF

Archivo - Una de las iglesias excavadas en piedra en la ciudad de Lalibela (Etiopía)
Archivo - Una de las iglesias excavadas en piedra en la ciudad de Lalibela (Etiopía) - SERGI REBOREDO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Etiopía ha recuperado el control de la ciudad de Lalibela, incluida en la lista de Patrimonio Mundial de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en el marco de sus combates contra el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF).

Las autoridades no se han pronunciado sobre cuándo ha tenido lugar la toma de la ciudad, si bien el vice primer ministro y ministro de Exteriores, Demeke Mekonnen, realizó una visita a la misma durante la jornada del domingo.

Demeke estuvo acompañado por el ministro de Paz, Benalif Andualem, y varios altos cargos del Ejército, junto a los que visitó varias iglesias y monasterios de la histórica ciudad, tal y como ha recogido la cadena de televisión etíope Fana.

En Lalibela --que ha cambiado varias veces de manos durante la guerra-- se encuentran las iglesias excavadas en la roca, un conjunto de templos cristianos excavados en roca rojiza en las colinas de la localidad.

El Ejército etíope anunció el sábado haber tomado el control de toda la región de Wollo Norte, en el estado de Amhara, en el marco de sus avances de las últimas semanas en esta región y en Afar ante el repliegue del TPLF hacia Tigray (norte).

El conflicto comenzó el 4 de noviembre de 2020 cuando el primer ministro etíope Abiy Ahmed ordenó una ofensiva militar en represalia por el ataque a la base del Ejército en la capital de Tigray, Mekelle, tras meses de tensiones entre el TPLF y el Gobierno central en torno al aplazamiento de las parlamentarias, finalmente celebradas en junio y en las que Abiy logró una victoria aplastante ante los llamamientos al boicot y la falta de votación en varias zonas --entre ellas Tigray-- por la inseguridad.

Sin embargo, el TPLF logró importantes avances en junio que le permitieron recuperar Mekelle, tras lo que Abiy anunció un alto el fuego unilateral citando motivos humanitarios, rechazado por el grupo, que expandió su ofensiva a las adyacentes regiones de Amhara y Afar, haciendo temer una propagación de la guerra al resto del país.

Contador

Para leer más