Publicado 05/07/2016 18:04CET

El Ejército iraquí avanza en su ofensiva para tomar aeródromo clave para recuperar Mosul

BAGDAD, 5 Jul. (Reuters/EP) -

Las fuerzas de seguridad de Irak han comunicado este martes que el Ejército iraquí ha tomado varias localidades en el norte del país de manos del Estado Islámico, en un intento de alcanzar un aeródromo desde el que coordinar una futura ofensiva contra los milicianos para recuperar Mosul, el principal bastión del grupo yihadista en el país.

El pasado marzo, las tropas iraquíes lanzaron un ataque a gran escala contra el Estado Islámico desde la base militar de Majmour, situada al este del río Tigris, con el apoyo aéreo de la coalición militar internacional que lucha contra el grupo terrorista, liderada por Estados Unidos. Sin embargo, la resistencia que han presentado los milicianos y el accidentado terreno han hecho muy difíciles los avances de las fuerzas iraquíes.

No obstante, el Ministerio de Defensa de Irak ha anunciado este martes que el Ejército ha conseguido recuperar varios pueblos localizados en el área de Haj Ali y que sus tropas han alcanzado la orilla este del Tigris, a unos 60 kilómetros de Mosul.

De acuerdo con un militar que ha participado en las operaciones para tomar la base aérea de Qayara, localizada en la orilla oeste del Tigris y un punto esencial en la ofensiva para tomar Mosul, durante la noche del lunes el Ejército iraquí expulsó a los pocos milicianos yihadistas que quedaban en las siete localidades de la orilla este, ya que la mayor parte de los terroristas ya habían huido a nado o en barco por el río a lo largo del día anterior.

"Nuestras fuentes dentro de los pueblos nos han dicho que los milicianos del Estado Islámico comenzaron a huir de los pueblos en grandes grupos este lunes", ha declarado la fuente militar. "El objetivo de nuestras tropas ahora es mantener las posiciones a lo largo de la orilla este del río, y esperar que otras fuerzas que están avanzando por el sur se acerquen al Estado Islámico, y así poder tomar el control del aeródromo de Qayara", ha añadido.

El mes pasado, varios cuerpos de élite antiterroristas y dos divisiones del Ejército iraquí, con el apoyo de las fuerzas aéreas de Estados Unidos, lograron avanzar desde una ciudad en el norte hasta la base militar de Qayara, un movimiento clave para poder recuperar Mosul, la segunda ciudad más grande del país, del control yihadista.

La reconquista de Faluya, al oeste de Bagdad, ha ofrecido al Ejército iraquí un nuevo impulso en su campaña para recuperar Mosul. Dos años después de que los milicianos se apropiaran de extensos territorios en el norte y oeste de Irak para formar su autoproclamado 'califato', la situación ha empezado a cambiar en favor del Ejército. El primer ministro, Haider al Abadi, ha anunciado que recuperará Mosul este año.

Para leer más