Publicado 13/02/2022 14:18

El Ejército iraquí se despliega en Mesena para contener la última ola de violencia política

Archivo - Militar del Ejército iraquí
Archivo - Militar del Ejército iraquí - Ameer Al Mohammedaw/dpa - Archivo

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas del Ejército iraquí se han desplegado este domingo en la gobernación de Mesena, en el este del país, ante la tensión generada en los últimos días después del asesinato de un simpatizante del poderoso clérigo chií Muqtada al Sadr, ganador de las elecciones legislativas de octubre, a mediados de esta semana.

Mesena es el escenario de conflictos entre las milicias de Al Sadr, las llamadas Compañías de la Paz (Saraya al Salam) y el grupo armado de La Liga de los Justos (Asaib Ahl al Haq), liderado por Qais Jazali y una de las principales facciones de las poderosas Fuerzas de Movilización Popular (FMP), un grupo proiraní cuyo enfrentamiento con el clérigo se ha intensificado desde la victoria de su bloque saderista en las elecciones parlamentarias.

Por ello, fuentes de seguridad han confirmado a la agencia de noticias Shafaq el despliegue de varias unidades "para asegurar la situación" y restablecer la calma.

Al Sadr había enmarcado el asesinato de su simpatizante como un ataque de carácter político para presionarle en las difíciles negociaciones de Gobierno. El clérigo apuesta por confeccionar un Ejecutivo basado en la mayoría parlamentaria que obtuvo en las elecciones de octubre e ignorar en la medida de lo posible a las formaciones proiraníes, las grandes derrotadas en los comicios, afines al FMP.

A ello hay que añadir la crisis endémica de drogas y enfrentamientos tribales en la gobernación, que desembocó en la muerte a tiros del juez antidroga Ahmed Faisal Jasaf el pasado sábado, lo que provocó la visita inmediata a la zona del primer ministro iraquí, Mostafá al Kazemi, para contener los ánimos en este momento de "complicadas circunstancias políticas".

Más información