El Ejército israelí acusa a los activistas de atacar a los soldados con "fuego real", cuchillos y palos

Actualizado 31/05/2010 12:41:13 CET

JERUSALEN, 31 May. (EUROPA PRESS) -

El Ejército israelí denunció en un comunicado este lunes que los activistas que viajaban a bordo de la flotilla solidaria con ayuda para la Franja de Gaza atacaron con "fuego real", así como con cuchillos y palos a los soldados que les interceptaron esta madrugada antes de llegar a su destino. Según el Magen David Adom (equivalente israelí a la Cruz Roja), hay seis soldados hebreos heridos.

En un comunicado, el Ejército explica que la intercepción de los seis barcos se produjo "tras numerosas advertencias" previas para que la flotilla se dirigiera hacia el puerto de Ashdod, donde se revisaría la carga y se permitiría que fuera enviada por tierra hasta Gaza.

"Durante la intercepción de los barcos, los manifestantes a bordo atacaron al personal de la Marina israelí con fuego real y armas ligeras, incluidos cuchillos y palos", explica el comunicado militar, precisando que incluso "se apoderaron del arma de un soldado israelí". En opinión del Ejército hebreo, "los manifestantes tenían preparadas su armas de antemano con este fin específico".

"Como resultado de esta actividad violenta y con riesgo para la vida, las fuerzas navales emplearon medios antidisturbios de dispersión, incluido el fuego real", aclara el Ejército, que ofrece un balance de "diez muertos entre los manifestantes y numerosos heridos".

Asimismo, añade el texto, la información que han ofrecido los soldados en el lugar de los hechos apunta a que "parece que los participantes a bordo de los barcos se estaban preparando para linchar a las fuerzas" israelíes. Por último, el Ejército asegura que sus fuerzas "operaron de acuerdo con los mandos operativos y adoptaron todas las acciones necesarias para evitar la violencia, pero sin lograrlo".

ISRAEL NO PERMITIRÁ QUE SE ABRA UN CORREDOR NAVAL

El viceministro de Asuntos Exteriores de Israel, Danny Ayalon, aseguró este lunes que el objetivo de la flotilla humanitaria era romper el bloqueo impuesto por Israel a la Franja de Gaza y advirtió de que su Gobierno no permitirá que se abra un corredor naval "para el contrabando de armas y terroristas".

"Ningún Estado soberano puede permitir esta provocación", declaró Ayalon en rueda de prensa, celebrada en Jerusalén. La flotilla humanitaria, agregó, había desoído las advertencias de Israel y había rechazado la propuesta israelí para hacer llegar la ayuda humanitaria "por los canales adecuados".

Entre 10 y 16 personas murieron y alrededor de 18 resultaron heridas, incluidos seis soldados hebreos, en el asalto efectuado esta madrugada por las fuerzas israelíes al barco turco que lideraba la flotilla, el 'Mavi Marmara', mientras navegaba en aguas internacionales.