El Ejército de Nigeria libera a un periodista detenido el domingo en la sede de un diario en Maiduguri

Publicado 09/01/2019 16:47:25CET

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Nigeria ha liberado al periodista del diario 'Daily Trust' detenido el domingo tras una redada en la sede del medio en la localidad de Maiduguri (noreste) tras la publicación de un artículo sobre la planificación de una operación militar contra el grupo yihadista Estado Islámico.

El redactor jefe del diario, Mannir Dan-Ali, ha confirmado la liberación de Uthman Abubakar tras mantener una conversación con él. El periodista ha dicho que no ha sufrido malos tratos, si bien ha denunciado que su teléfono y ordenador siguen en manos de los militares.

La liberación ha llegado después de que el Sindicato de Periodistas de Nigeria (NUJ) protestara contra la continuada detención de Abubakar, según ha recogido el diario nigeriano 'Vanguard'.

El Ejército justificó el lunes la redada, que se saldó con dos periodistas detenidos, y acusó al medio de publicar "información clasificada" y "minar la seguridad nacional".

En un comunicado publicado en su página en la red social Facebook, el Ejército nigeriano resaltó que "el diario informó sobre detalles de operaciones militares planificadas contra los terroristas de Boko Haram".

"La publicación de información clasificada relativa a seguridad equivale a una violación de la seguridad nacional y va contra las secciones 1 y 2 del Acta de Secretos Oficiales", dijo, antes de agregar que "permitió a los terroristas de Boko Haram tener información previa de los planes".

Así, recalcó que la publicación de estas informaciones "les alertó para prepararse contra el Ejército nigeriano, saboteando así las operaciones planificadas y poniendo a las tropas en peligro inminente y claro".

Por ello, el portavoz del Ejército, Sani Usman, manifestó que "la invitación a los responsables de divulgar planes militares fue realizada con la mejor de las intenciones para que se dieran cuenta del impacto de estos actos sobre la seguridad nacional".

"De esta forma, recomendamos a todos, particularmente a los periodistas, que no se preocupen y se limiten a informar y ser profesionales, ya que el Ejército no tiene intención de silenciar a la prensa o poner en riesgo la libertad de expresión", dijo.

"Pese a ello, queremos reiterar que deben evitar poner en peligro la seguridad nacional con sus reportajes. No toleraremos una situación en la que una publicación se sitúa de forma consistente del lado de los terroristas y socava nuestras instituciones nacionales", agregó.

En este sentido, Usman pidió "a todos, y especialmente a los medios, a que unan sus manos con el Ejército y las fuerzas de seguridad para poner fin al terrorismo y la insurgencia en Nigeria".

"Queremos asegurar que la invitación es para una mayor investigación y, de ser necesario, los culpables de poner en peligro las operaciones de seguridad serán juzgados según las leyes relevantes", recalcó.

Por su parte, Dan-Ali sostuvo que las operaciones en las sedes del diario en Abuya y Maiduguri --en el estado de Borno (noreste)--, son "ilegales". Asimismo, denunció que los soldados expulsaron al personal y se llevaron decenas de ordenadores.

AUMENTO DE LOS ATAQUES DE BOKO HARAM

El creciente repunte de los ataques ha convertido la seguridad en una cuestión central para la campaña de cara a las elecciones presidenciales previstas para el próximo 16 de febrero, en las que el actual dirigente, Muhammadu Buhari, busca un segundo mandato.

La violencia de Boko Haram se ha saldado con unos 30.000 muertos desde 2009. En diciembre, el grupo atacó la localidad de Baga, que hace frontera con Níger, Chad y Camerún, lo que provocó el desplazamiento de cientos de personas, que se trasladaron a Maiduguri, a unos 200 kilómetros al sur, en busca de seguridad. Voces críticas con Buhari han puesto en duda su historial en materia de seguridad.

Boko Haram surgió en 2002 con el objetivo de derrocar al Gobierno de Nigeria e imponer una estricta interpretación de la 'sharia' o ley islámica en todo el país. El balance desde entonces es de 20.000 muertos y casi tres millones de desplazados.

La rama de Estado Islámico en Nigeria --Estado Islámico en África Occidental-- es una escisión surgida de Boko Haram después de las disputas en torno a su liderazgo después de que el grupo jurara lealtad a Abú Bakr al Baghdadi en 2015.

Tras jurar lealtad a Estado Islámico en 2015 se dividió entre quienes siguen a Abubakr Shekau --hasta entonces líder del grupo--, en la región del bosque de Sambisa, y quienes son fieles a Musab al Barnawi --respaldado por Al Baghdadi--, en la región del lago Chad, donde cuenta con presencia en varios países.

Contador