El Ejército sirio dice haber tomado el control de Manbij pero la coalición lo niega

Soldado del Ejército sirio en Deraa
REUTERS / OMAR SANADIKI - Archivo
Actualizado 28/12/2018 17:03:10 CET

BEIRUT, 28 (Reuters/EP)

La coalición militar liderada por Estados Unidos para combatir a Estado Islámico ha asegurado este viernes que no se ha registrado ningún "cambio" de fuerzas militares en Manbij, al tiempo que ha reclamado respeto a la "integridad" de esta localidad del norte de Siria, un mensaje que llega horas después de que el régimen sirio dijera que sus fuerzas han tomado la urbe.

"A pesar de la información incorrecta sobre cambios en las fuerzas militares en la ciudad de Manbij, la coalición no ha visto indicios de que estas afirmaciones sean ciertas", ha asegurado la operación Resolución Inherente, en un mensaje publicado en su cuenta oficial de Twitter. "Pedimos a todos que respeten la integridad de Manbij y la seguridad de sus ciudadanos", ha afirmado.

El Ejército sirio ha entrado este viernes en la localidad de Manbij por primera vez en años, según ha informado en un comunicado, después de que las milicias kurdas sirias YPG instaran al Gobierno de Bashar al Assad a proteger el enclave de los ataques turcos.

En su comunicado, el Ejército ha anunciado que se ha izado la bandera siria y ha asegurado que garantizará "la plena seguridad de todos los ciudadanos sirios y demás presentes en la zona". Por el momento no está claro si las fuerzas gubernamentales se han desplegado en toda la localidad, donde las fuerzas estadounidenses han tenido este año una base militar.

La llegada de las tropas gubernamentales a Manbij se ha producido poco después del llamamiento de las YPG a que tomaran el control de la localidad para protegerla.

Las YPG, a las que Turquía considera como un grupo terrorista y a las que ha prometido aplastar, habían informado de que sus milicianos se han retirado de Manbij para combatir al grupo terrorista Estado Islámico en el este de Siria.

"Así que invitamos al Gobierno sirio al que pertenecemos (...) a que envíe a sus Fuerzas Armadas para que tomen estas posiciones y protejan Manbij ante las amenazas turcas", ha sostenido las YPG en un comunicado.

Con las YPG a la cabeza, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) arrebataron Manbij en 2016 a Estado Islámico, en un hito en la lucha contra el grupo terrorista en Siria.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha informado de que las tropas sirias se han desplegado solo en los extremos de Manbij y están apostadas entre la localidad y los grupos rebeldes sirios aliados de Turquía.

La repentina decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de retirar a los 2.000 soldados norteamericanos de Siria, cuya presencia ha disuadido hasta ahora a Turquía, ha generado alarma en las FDS, que controlan buena parte del norte y el este de Siria.

Rusia ya ha celebrado la toma de Manbij por Damasco. "Desde luego, es un paso positivo hacia la estabilización de la situación" en Siria, ha valorado el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, según informa la agencia Sputnik.

Asimismo, ha adelantado que Moscú y Ankara discutirán sobre Manbij así como los planes de Turquía para llevar a cabo una operación militar en la región en el encuentro que mantendrán este sábado en Moscú los ministros de Exteriores y Defensa de los dos países.

El objetivo del encuentro, según Peskov, es "aclarar las cosas y sincronizar las acciones y la comprensión sobre el desarrollo de la situación en Siria".

Por su parte, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado que su país no tendrá nada que hacer en Manbij cuando las "organizaciones terroristas" se hayan retirado de la zona, en referencia a la salida de los milicianos de las YPG.

"En la situación actual, todavía estamos apoyando la integridad del territorio sirio. Estas zonas pertenecen a Siria. Cuando las organizaciones terroristas abandonen la zona, no tendremos nada que hacer allí", ha afirmado el mandatario, en declaraciones a la prensa tras el rezo del viernes.

"No se trata solo de Manbij, estamos intentando eliminar a todas las organizaciones terroristas de la región. Nuestro principal objetivo es que las YPG aprendan la lección necesaria aquí", ha señalado Erdogan.

Un residente de la zona ha dicho que las fuerzas sirias no han entrado dentro de Manbij, donde las fuerzas de Estados Unidos tienen operativa una base militar.

La localidad está controlada por el Consejo Militar de Manbij, un grupo de milicianos aliado con las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), y está próxima a una zona dominada por rebeldes sirios apoyados por Turquía, que se han estado movilizando para un asalto.

Un responsable de los rebeldes sirios apoyados por Turquía ha explicado que el plan de atacar contra el territorio bajo control de las FDS se mantiene. "No hay ningún soldado sirio de las fuerzas del régimen dentro de Manbij", ha explicado el comandante Yusef Hamud, portavoz de la fuerza rebelde Ejército Nacional.

Las fuerzas rebeldes, según ha contado, están esperando a que Estados Unidos y Turquía acuerden cómo y cuándo se retirarán de Manbij las fuerzas militares norteamericanas.

Contador