España condena "enérgicamente" la ejecución en Libia de seis personas secuestradas en octubre por Estado Islámico

Estado Islámico, Daesh, en Libia
REUTERS - Archivo
Publicado 12/12/2018 17:37:49CET

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de España ha condenado este miércoles "enérgicamente" la ejecución en Libia de seis personas que permanecían secuestradas desde el 28 de octubre tras un ataque perpetrado por el grupo yihadista contra la localidad de Al Fuqaha (centro).

"España expresa su más enérgica condena por el asesinato en Libia de seis personas que permanecían secuestradas desde el pasado 28 de octubre tras un ataque terrorista perpetrado contra la población de Al Fuqaha, en el que perdieron la vida otras cuatro personas", ha dicho el Ministerio de Exteriores, Unión Europea y Cooperación en un comunicado.

"El Gobierno de España quiere trasladar su más sentido pésame a las familias de las víctimas, desea la pronta liberación de las personas que aún permanecen secuestradas y reitera su total apoyo al pueblo y a las autoridades legítimas de Libia en sus esfuerzos por luchar contra el terrorismo y por restablecer la paz y la seguridad", ha agregado.

Las ejecuciones fueron confirmadas el lunes por la Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL), que las tildó de "particularmente abominables".

"Los asesinatos sin sentido son una violación grave del Derecho Humanitario y podrían equivaler a crímenes de guerra", dijo en su comunicado, en el que expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas.

El alcalde de Jufra, Ozman Hasuna, ha señalado que los yihadistas quieren intercambiar a las cuatro personas que siguen teniendo en su poder por miembros de Estado Islámico detenidos por las fuerzas que encabeza el mariscal de campo Jalifa Haftar, leal al gobierno asentado en el este del país.

El grupo logró hacerse con el control de Al Fuqaha durante varias horas tras su ofensiva contra la localidad el 28 de octubre. Según el diario local 'The Libya Observer', varias familias desplazadas se niegan a volver a la ciudad por miedo.

Libia se encuentra inmersa en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi, dividida 'de facto' entre dos administraciones y salpicada aún por una amalgama de milicias armadas.

Las principales facciones llegaron en mayo a un principio de acuerdo para celebrar elecciones parlamentarias y presidenciales el próximo 10 de diciembre. Sin embargo, el enviado especial de la ONU para Libia, Ghasán Salamé, descartó esta fecha y apuntó a 2019 como objetivo.