Publicado 13/04/2016 16:44CET

España y otros tres países mantienen su ayuda al desarrollo congelada en 2015

BRUSELAS, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

España y otros tres países de la Unión Europea --Francia, Bulgaria y Chipre-- mantuvieron su Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) congelada en 2015, mientras que subió en un total de 15 países y se redujo en nueve, según datos preliminares publicados por la OCDE este miércoles.

La ayuda española se mantuvo en el 0,13% de la Renta Bruta Nacional (RBN) en 2015, igual que el año pasado y se situó en los 1.446 millones de euros, un porcentaje que sitúa a España como el que más esfuerzos tiene que hacer para de todos para llegar al objetivo del 0,7% pactado, al tener que subir otro 0,57%, por delante de Grecia (0,56%) y Portugal (0,56%), los dos que tienen que hacer más esfuerzos junto con España.

No obstante, en términos absolutos, España fue el noveno país que más ayuda al desarrollo destinó el año pasado, sólo por detrás de Reino Unido (16.858 millones), Alemania (16.028 millones), Francia (8.317 millones), Suecia (6.393 millones), Países Bajos (5.240 millones), Italia (3.466 millones) Dinamarca (2.313 millones) y Bélgica (1.708 millones).

Sólo cinco Estados miembros cumplen ya la meta del 0,7% e incluso la superan: Suecia (1,4%), Luxemburgo (0,93%), Dinamarca (0,85%), Países Bajos (0,76%) y Reino Unido (0,71%), según los datos publicados.

Con todo, Luxemburgo y Dinamarca fueron dos de los nueve países que redujeron en total su ayuda al desarrollo el año pasado. En Luxemburgo cayó del 1,06% al 0,93% y en Dinamarca, una décima, del 0,86% al 0,85%.

La ayuda también se redujo en Bélgica (del 0,46 al 0,42%), Croacia (del 0,12 al 0,09%), Finlandia (del 0,59 al 0,56%), Irlanda (del 0,38 al 0,36%), Malta (del 0,20 al 0,15%), así como en Portugal (del 0,19 al 0,16%) y en Rumanía (del 0,11 al 0,09%).

Junto con España, Francia mantuvo su ayuda congelada en 2015 en el 0,37% (8.317 millones de euros), así como Chipre, en el 0,10% (15 millones), y Bulgaria, en 0,09% (37 millones).

En cambio, la ayuda subió en Austria (0,32% frente al 0,28% en 2014), Alemania (del 0,42 al 0,52%), Grecia (del 0,11 al 0.14%), Suecia (del 1,09 al 1,40%), Países Bajos (del 0,64 al 0,76%), Eslovenia (del 0,12 al 0,15%), dos décimas en Italia (hasta el 0,21%) y Hungría (hasta el 0,13%) y una décima en Estonia (hasta el 0,15%), Letonia (0,09%), Lituania (0,11%), Polonia (0,10%), Eslovaquia (0.10%), República Checa (0,12%) y Reino Unido (0,71%).

AYUDA COLECTIVA E IMPACTO DE LA CRISIS DE REFUGIADOS

La ayuda al desarrollo colectiva de la Unión Europea en su conjunto, es decir, de las instituciones y de los Estados miembros aumentó hasta los 68.226 millones de euros en 2015, un 15% más frente a los 59.313 millones del año anterior.

Se trata del tercer aumento anual consecutivo y el récord de ayuda hasta la fecha y, aunque todavía representa apenas el 0,47% de la Renta Nacional Bruta (RNB) supone cuatro décimas más que en 2014 y está por encima de la media del 0,21% de ayuda que destinó el resto de países de la OCDE.

El comisario de Cooperación Internacional y Desarrollo, Neven Mimica, ha celebrado que "la UE siga siendo líder mundial" en AOD y ha valorado que "en 2015, ante una crisis migratoria sin precedentes, la UE y sus Estados miembro han conseguido aumentar tanto su ayuda a los refugiados como su ayuda al desarrollo de los países en desarrollo".

Los costes de los refugiados que notificaron los Estados miembro pasaron de 3.300 millones o el 0,56% de la AOD colectiva a los 8.600 millones de euros, equivalentes al 12,5% de la ayuda al desarrollo colectiva en 2015, algo que refleja la magnitud del impacto de la crisis de refugiados en la UE.

El aumento global de la AOD de la UE fue de 8.900 millones de euros, es decir, que superó al aumento de los costes vinculados a la estancia de los refugiados (5.300 millones).