España pide a sus ciudadanos que abandonen Libia "inmediatamente"

Actualizado 07/07/2015 23:45:59 CET

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno español ha pedido a sus ciudadanos que aún permanezcan en Libia que abandonen el país a la mayor brevedad posible dada la intensidad de los enfrentamientos en la capital, Trípoli, y en otros puntos del país, que hasta el momento han dejado más de 50 muertos este fin de semana.

"Debido al grave deterioro de la situación de seguridad en Libia, especialmente en la capital, Trípoli, y sus alrededores, se recomienda muy seriamente a todos los españoles que aun permanezcan en Libia que abandonen el país inmediatamente", ha asegurado el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, en la última actualización de sus recomendaciones de viaje.

El Gobierno ha advertido de que la violencia en Libia es extrema y "los secuestros, atracos a mano armada y, en alguna ocasión, asesinatos contra ciudadanos extranjeros se están produciendo en todo el país".

A los españoles que, a pesar de esta recomendación, se desplacen o permanezcan en Libia, el Gobierno español ruega que "extremen la prudencia, se mantengan informados de los últimos acontecimientos en todo momento, y vayan siempre debidamente documentados, con visado y permiso de salida en vigor".

Especialmente poco recomendado es el desplazamiento a la región de Cirenaica, en particular en la ciudad de Benghazi, donde las fuerzas de seguridad e instituciones gubernamentales son objeto de ataques y asesinatos por parte de grupos extremistas. Este clima de violencia afecta por igual a ciudadanos libios y extranjeros y no se prevé que cese en un futuro inmediato, por lo que se desaconseja formalmente viajar a esta región.

El Gobierno recomienda a los españoles que se mantengan en en contacto con la Embajada. El teléfono de emergencia proporcionado por el Ministerio de Exteriores para contactar con la Embajada en una situación de peligro es el +34 91 320 39 04.

No obstante, el Ministerio advierte de que, debido al frágil equilibrio político e institucional, la violencia, el terrorismo y el deterioro general de la seguridad en el país, "la capacidad de actuación de la Embajada de España en Libia y prestación de servicios consulares puede verse limitada".

Para leer más