La espía rusa Maria Butina acepta el puesto de trabajo que Rusia le ofreció tras ser liberada por EEUU

Publicado 22/11/2019 19:17:06CET
La ciudadana rusa María Bútina tras sumplir su condena en EEUU por espionaje a su vuelta a Moscú.
La ciudadana rusa María Bútina tras sumplir su condena en EEUU por espionaje a su vuelta a Moscú. - REUTERS / TATYANA MAKEYEVA

MOSCÚ, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

La espía rusa Maria Butina, recientemente liberada por Estados Unidos y deportada a Moscú, ha aceptado este viernes la oferta de trabajo que el Estado ruso le ofreció para formar parte de un grupo de trabajo que defienda a los ciudadanos de eses país en el extranjero.

Maria Butina, de 31 años, cumplió una condena de 18 meses en una cárcel de Estados Unidos, tras haber sido detenida y juzgada por supuestamente conspirar como agente ruso al intentar infiltrarse en grupos partidarios del derecho a portar armas, así como en otras organizaciones conservadoras y relacionadas con el Partido Republicano.

Por su parte, Rusia siempre negó dichas acusaciones y denunció que Butina había sido forzada por las autoridades estadounidenses a autoinculparse. Tras su llegada al aeropuerto de Moscú el lunes, la Defensora del Pueblo ruso, Tatiana Moskalkova, le ofreció un puesto de trabajo en el que defendería los intereses de sus compatriotas en otros países.

Finalmente, "ella ha aceptado la oferta", ha anunciado este viernes Moskalkova, tal y como ha informado la agencia rusa de noticias TASS.

El caso de Butina ha enturbiado las ya de por sí complicadas relaciones que Moscú y Washington mantienen, después de que Estados Unidos denunciara unas supuestas interferencias por parte de Rusia en sus elecciones, algo que siempre ha negado.

Contador

Para leer más