Los estados sudafricanos reconocen a Tshisekedi como nuevo presidente de República Democrática del Congo

Publicado 20/01/2019 13:00:33CET
REUTERS / OLIVIA ACLAND

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC), el organismo internacional que aglutina a los países de África del Sur, ha reconocido y felicitado a Felix Tshisekedi como ganador de las elecciones presidenciales en República Democrática del Congo a través de un comunicado en el que ha pedido a todas las partes que se olviden de disputas internas y avancen juntas hacia "la consolidación de la democracia".

La SADC confirma así a Tshisekedi después de que la semana pasada recomendara la formación de un Gobierno de unidad a raíz de la crisis abierta tras los polémicos resultados de las elecciones, que han llevado este domingo al candidato opositor Martin Fayulu a boicotear el nombramiento de Tshisekedi y a autoproclamarse presidente del país.

"Queremos felicitar al presidente electo de República Democrática del Congo, Felix Tshisekedi, tras los comicios del 30 de diciembre, así como al pueblo congoleño, la clase política y a todos los implicados por unas elecciones pacíficas a pesar los desafíos logísticos y de seguridad", según un comunicado.

"La SADC pide a todos los congoleños que acepten el resultado, consoliden la democracia y preserven un entorno pacífico y estable tras estas históricas elecciones", añade la organización en su nota, dedicada a unos comicios que podrían suponer la primera transición democrática de la historia del país.

Fayulu considerado en su momento el gran favorito para la victoria, denunció los resultados que dieron el triunfo al también opositor Felix Tshisekedi, bajo la sospecha de que este último había pactado en secreto con el presidente saliente, Joseph Kabila.

La coalición liderada por Kabila ha ganado las elecciones legislativas, lo que comporta grandes ventajas al próximo exmandatario, que prolongó artificialmente su cargo por encima de los límites constitucionales y nunca ha tenido intención de abandonar por completo la política.

El Parlamento congoleño limita enormemente las competencias del presidente, que debe elegir a un primer ministro de entre la mayoría legislativa. La firma del primer ministro es imprescindible para ratificar órdenes presidenciales como el nombramiento o el despido de jefes militares, jueces o presidentes de empresas públicas.

La SADC llegó además a sugerir la semana pasada un recuento electoral que proporcionara "el alivio necesario a ganadores y perdedores", aunque después acabó retractándose.