Publicado 04/03/2021 17:00CET

Estonia reconoce que el aumento de casos supone un panorama "muy difícil" para marzo

Archivo - Kaja Kallas durante su juramento como primera ministra de Estonia.
Archivo - Kaja Kallas durante su juramento como primera ministra de Estonia. - ERIK PEINAR/PARLIAMENT OF ESTONIA / XINHUA NEWS /

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, ha advertido este jueves de que el pequeño país báltico se encuentra ante una situación "muy difícil" de cara al mes de marzo como consecuencia del último aumento de casos de coronavirus, el segundo ya más de la Unión Europea por cada 100.000 habitantes.

"Existe una situación especial en Estonia. La propagación del coronavirus es muy alta, explosivamente alta y, por lo tanto, todos debemos asumir los límites", ha explicado la primera ministra en una rueda de prensa celebrada este jueves.

Kallas ha señalado que, pese a que no se ha decretado el estado de emergencia, "Estonia vive una emergencia sanitaria" a causa del coronavirus, que ha dejado ya en el país más de 70.600 y 600 fallecidos.

El nuevo Gobierno estonio amplió este semana las restricciones, que incluye en cierre de centros comerciales, y horarios limitados para negocios de hostelería, gimnasios y otros centros deportivos.

Ante los rumores surgidos en los últimos días de que muchos de estos establecimientos estarían incumpliendo algunas de las medidas, Kallas se ha mostrado inflexible y ha advertido a los comerciantes de que se pueden enfrentar al cierre de sus negocios "sin compensación" alguna en caso de que no cumplan con las restricciones.

En relación al programa de vacunación, Kallas ha comunicado que espera que para principios de mayo haya ya dosis suficientes para inmunizar a toda la población, en declaraciones recogidas por la agencia BNS.

Para leer más