La Eurocámara mantiene la exigencia de limitar los controles fronterizos temporales en la UE

Policía en la frontera entre Alemania y Austria
REUTERS / MICHAEL DALDER - Archivo
Publicado 04/04/2019 13:42:47CET

BRUSELAS, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El pleno de la Eurocámara ha mantenido este jueves su exigencia de limitar a dos meses el periodo para poder realizar controles temporales en las fronteras nacionales dentro de la Unión Europea en respuesta a una amenaza seria a la seguridad --en lugar de los seis actuales-- y limitar a un año su extensión máxima posible frente a los dos años actuales.

Austria, Alemania, Suecia y Dinamarca siguen aplicando los controles temporales en las fronteras que introdujeron en respuesta a la crisis migratoria de 2015, mientras que Francia los mantiene alegando la amenaza terrorista que persiste, a pesar de que la Comisión Europea propuso eliminarlos a finales de 2016.

Los Veintiocho y la Eurocámara suspendieron las negociaciones para reformar las normas que regulan el espacio sin fronteras Schengen que comenzaron este año tras constatar la imposibilidad de alcanzar un compromiso.

El pleno de la Eurocámara ha mantenido este jueves --por 339 votos a favor, 205 en contra y 62 abstenciones-- sus 'líneas rojas' para limitar su duración y endurecer las condiciones para permitir los controles temporales en las fronteras internas en la UE, autorizados por el Código de Fronteras de Schengen en caso de una amenaza seria para la seguridad interna o el orden público. Eso sí, será ya la nueva Eurocámara que salga de las elecciones europeas de mayo la que se encargará de la negociación.

Los eurodiputados reclaman, como salvaguardias para prolongar los controles fronterizos dentro de la Unión Europea, una evaluación de riesgos "detallada" de los países que justifiquen el motivo para prolongar los controles más allá de los dos meses iniciales y que cualquier extensión superior a los seis meses esté supeditada a una evaluación de la Comisión para verificar si ello respeta o no los requisitos legales, así como a la autorización de los Gobiernos.

"Los controles ilegales e ilegítimos en las fronteras internas de Schengen llevan más de tres años y medios. Ya es hora de acabar con ellos o de que la Comisión actúe contra ellos ante un Tribunal", ha defendido la eurodiputada socialista eslovena responsable de la negociación en la Eurocámara, Tanja Fajon, que ha afeado a los gobiernos su falta de voluntad para llegar a un compromiso porque "el status quo le beneficia" a "unos pocos" países "grandes como Francia y Alemania. "Schengen no es negociable", ha remachado.

Contador

Para leer más