Publicado 13/04/2016 16:41CET

La Eurocámara pide renovar la autorización del glifosato por siete años y sólo para uso profesional

BRUSELAS, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento Europeo ha pedido este miércoles a la Comisión Europea que renueve la autorización del glifosato, un compuesto químico utilizado en muchos pesticidas, durante un periodo de siete años, en lugar de los quince que había planteado Bruselas en un primer momento, y que lo haga únicamente para su uso profesional.

La resolución no vinculante, aprobada con 374 votos a favor, 225 en contra y 102 abstenciones, apuesta entonces por una duración menor de este producto, dadas las preocupaciones sobre su cancerogenicidad y sus propiedades disruptivas en el sistema endocrino, han señalado los eurodiputados.

En la misma línea, los europarlamentarios han defendido que el glifosato no debe ser autorizado para usos no profesionales, así como en parques públicos o en zonas cercanas, zonas públicas de juego y jardines públicos.

Además, la Eurocámara ha reclamado al Ejecutivo comunitario que efectúe una revisión independiente de la calificación y ha instado a publicar de forma inmediata y desglosadas todas las pruebas científicas en las que se basó la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés) en su análisis.

La EFSA descartó en noviembre del año pasado que la exposición al glifosato pueda causar cáncer en humanos, aunque propuso fijar unos niveles máximos para controlar su ingesta a través de los alimentos. Basado en esta opinión, el Ejecutivo comunitario recomendó a los Estados miembros una renovación del permiso por quince años, hasta 2031.

No obstante, las conclusiones de la EFSA chocan con la posición de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que unos meses antes había determinado que el glifosato es "probablemente cancerígeno" para humanos.

Los expertos de cada uno de los países de la UE votarán para rechazar o adoptar por mayoría cualificada la postura de la Comisión en su próxima reunión, que tendrá lugar en mayo. Si no se alcanza dicha mayoría, será el Ejecutivo comunitario quien tendrá que decidir sobre la renovación del permiso.

OPOSICIÓN DE LA IZQUIERDA EUROPEA Y DE LOS VERDES

La mayor oposición a esta postura de la Eurocámara ha sido expresada por los grupos parlamentarios Izquierda Unitaria Europea (GUE) y por Los Verdes. Así, la eurodiputada de Izquierda Unida, Paloma López, se ha mostrado "totalmente contraria" a la ampliación de la licencia durante siete años.

"Se ha intentado confundir el debate sobre la renovación de licencias para el uso del glifosato pintando a los críticos como enemigos de la ciencia y el progreso", ha manifestado López en un comunicado, que además ha acusado a Bruselas de "ignorar" a propósito la opinión de los expertos de la OMS.

Por su parte, la vicepresidenta de Los Verdes, Michèle Rivasi, ha admitido que su grupo está "claramente decepcionado" por el voto del Parlamento Europeo, a pesar de que se trate de una posición simbólica, puesto que la decisión final corresponde a los expertos de los Estados miembros.

"Hoy, los liberales y los conservadores han ido en contra de las inquietudes de nuestros conciudadanos revisando a la baja nuestras ambiciones y proponiendo autorizar el glifosato durante un periodo máximo de siete años", ha criticado Rivasi en un comunicado.

En cambio, el Partido Popular Europeo (PPE) ha defendido la reducción de quince a siete años de autorización del glifosato y, aunque ha señalado que es una cuestión que preocupa a los ciudadanos europeos, su uso también es muy importante para el sector agrícola y que es importante encontrar soluciones alternativas antes de prohibirlo totalmente.

En esta línea, los populares han apuntado en un comunicado que la oposición planteada por la izquierda europea y por los ecologistas es "sólo un movimiento político" que impide "pensar específicamente en la cuestión".