La Eurocámara pide a la UE que vigile más los DDHH en Cuba para ver si se deben suspender las relaciones

Publicado 28/11/2019 16:14:42CET
Federica Mogherini en una intervención ante el Parlamento Europeo
Federica Mogherini en una intervención ante el Parlamento Europeo - Michel Christen/EU Parliament /d / DPA

BRUSELAS 28 (EUROPA PRESS)

El pleno del Parlamento europeo ha mostrado este jueves su preocupación por la persecución de la disidencia en Cuba y ha pedido a la Unión Europea que vigile con mayor atención la situación de los Derechos Humanos en la isla, al tiempo que le ha recordado la salvaguarda del acuerdo con el que la UE normalizó las relaciones con La Habana y que permite suspender este diálogo.

La resolución ha salido adelante por un estrecho margen de 382 votos a favor, 243 en contra y 42 abstenciones e insiste en que el bloque debe hacer un "seguimiento estrecho" del respeto de los Derechos Humanos y de las libertades fundamentales en Cuba "a la hora de aplicar este acuerdo".

Los eurodiputados también piden que se informe con regularidad a la Eurocámara de las conclusiones de esa vigilancia, al tiempo que alerta de la situación de "especial urgencia" que viven varios "presos políticos" como es el caso del disidente José Daniel Ferrer y reclama a la UE una reunión urgente.

En el caso de Ferrer, la Eurocámara condena expresamente su "detención arbitraria" y pide que sea puesto en libertad de inmediato, así como que se le permita acceder a un abogado, ponerse en contacto con su familia y recibir información sobre los motivos en que se basa su detención.

Los eurodiputados se dirigen en su texto a las autoridades cubanas para recordarles que tienen el deber de "evitar la tortura y los malos tratos", así como de garantizar una investigación rápida e imparcial.

Además expresan su "preocupación" por la situación general de los Derechos Humanos en Cuba, incluida la continua persecución, acoso y ataques contra disidentes pacíficos, periodistas independientes, defensores de los derechos humanos y la oposición política.

En una intervención en la sesión plenaria previa al voto, la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, ha asegurado que ha tratado la grave situación de Ferrer con las autoridades cubanas en contactos tanto en La Habana como en Bruselas y que ello ha permitido que el preso recibiera la visita de su familia.

LA UE HABLA SIN "TABÚES" CON CUBA SOBRE DEMOCRACIA

La jefa de la diplomacia, además, ha defendido que la UE siempre ha abordado de manera "franca", "sin tabúes", su preocupación por la situación democrática en la isla y reclamado el respeto de todos los derechos para su ciudadanía, incluido el de un juicio justo.

Mogherini ha concedido que la necesidad de trasladar su preocupación por los Derechos Humanos al régimen cubano ocurre "por desgracia con mucha frecuencia", pero ha defendido el acuerdo que normalizó las relaciones como el instrumento adecuado para impulsar los cambios necesarios.

La italiana, que será reemplazada por el español Josep Borrell al frente de la diplomacia europea en apenas dos días, se ha declarado "orgullosa" de haber participado en la normalización de las relaciones y de haber creado un marco de diálogo en materia de Derechos Humanos.

"Abrimos una nueva fase de relaciones con el pleno apoyo de todos los Estados miembro, independientemente del color del Gobierno de turno, algo que me enorgullece porque los Derechos Humanos son una parte fundamental", se ha defendido, tras escuchar las críticas de numerosos eurodiputados a la falta de presión sobre La Habana.

DETENCIÓN DE JOSÉ DANIEL FERRER

El eurodiputado del PP Leopoldo López Gil, padre del opositor venezolano Leopoldo López, ha sido el primero en intervenir ante Mogherini y lo ha hecho para denunciar la detención arbitraria de Ferrer y otros "centenares" de disidentes y afirmar que el acuerdo entre la UE y Cuba no ha tenido "ninguna repercusión positiva" en la población.

Además, López ha instado a Borrell a actuar cuando tome el relevo de Mogherini y solicite a las autoridades del país que permitan la entrada de una misión de la Eurocámara para evaluar la situación.

También ha criticado el pacto en nombre de los Liberales europeos el eurodiputado Javier Nart, para quien el caso de Ferrer "no es una brutal anécdota", sino una categoría que demuestra que "nada ha cambiado y que sigue siendo el régimen totalitario de la dinastía Castro".

Nart ha recalcado que el acuerdo entre la UE y Cuba tiene un componente "esencial y condicionante" que permite suspender sus disposiciones si se vulneran gravemente los Derechos Humanos y la democracia. "La Unión Europea no puede seguir cerrando los ojos a la realidad", ha censurado.

El eurodiputado del partido de extrema derecha Vox Hermann Tertsch se ha sumado a las críticas y afeado a Mogherini que la Unión Europea esté dando "a una dictadura el trato que no merece".

El eurodiputado del PSOE Ignacio Sánchez Amor, por su parte, ha dicho compartir las críticas a la detención arbitraria de Ferrer y sumarse a las llamadas para su liberación, si bien ha alejado a su grupo de lo que considera una "instrumentalización" del caso para poner en duda la normalización de las relaciones.

"El marco actual da más capacidad de influencia y de presión y es más útil para casos como el de Ferrer y en general", ha expresado en el debate, tras criticar las dos décadas "estériles" de aislamiento que se impusieron durante la Posición Común de la UE promovida por el Gobierno de Jose María Aznar.

Desde Izquierda Unida, por su parte, el eurodiputado Manuel Pineda ha calificado de "fantasías" los datos expuestos por Mogherini y otros eurodiputados sobre la persecución y tortura de disidentes, al tiempo que se ha mostrado convencido de que Ferrer ha tenido "todas las garantías".

Contador