Publicado 30/05/2019 23:25:50 +02:00CET

Evacuados a Italia desde Libia alrededor de 150 refugiados y solicitantes de asilo

Libia.- Alcanzado un centro de detención de migrantes cerca de Trípoli durante un bombardeo
REUTERS / AHMED JADALLAH - Archivo

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 150 refugiados y solicitantes de asilo han sido evacuados este jueves de Libia y trasladados a Italia, a causa del deterioro de la seguridad a consecuencia de la ofensiva militar contra la capital, Trípoli.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha detallado que los 149 evacuados --entre los que hay 65 niños, trece de ellos menores de un año-- son de nacionalidad etíope, eritrea, somalí y sudanesa.

"Muchos de los evacuados necesitan tratamiento médico y sufren desnutrición", ha señalado el organismo en un comunicado, en el que ha recalcado que todos ellos "sobrevivieron durante meses en malas condiciones en centros de detención" en Trípoli.

Así, ha resaltado que las evacuaciones han sido llevadas a cabo "con la cooperación de las autoridades libias e italianas", mientras que el jefe de la misión de ACNUR en Libia, Jean-Paul Cavalieri, ha incidido en que "son necesarias más evacuaciones humanitarias".

"Son un salvavidas clave para los refugiados cuya única ruta de escape es poner sus vidas en manos de traficantes sin escrúpulos en el mar Mediterráneo", ha argumentado. Esta misma semana han sido evacuados otros 62 refugiados de Sudán y Somalia a Rumanía.

En este sentido, ACNUR ha dado las gracias a los países que han colaborado con estos planes de evacuación, si bien ha destacado que "llegan nuevos detenidos a un ritmo más rápido que el de salidas".

En lo que va de año han sido evacuados o reubicados fuera de Libia más de mil refugiados, mientras que más de 1.200 han sido devueltos al país durante el mes de mayo tras ser interceptados en aguas del mar Mediterráneo.

El organismo ha reiterado además su llamamiento a la apertura de corredores humanitarios para llevar a los refugiados detenidos en Trípoli a zonas seguras, en medio de los combates en los alrededores de la capital.

La ofensiva del mariscal de campo Jalifa Haftar, leal a las autoridades asentadas en el este del país, ha dejado hasta ahora 83.000 desplazados internos desde principios de abril. Los combates se han saldado hasta ahora con cerca de 600 muertos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

LA OFENSIVA DE HAFTAR

Haftar descartó el domingo un alto el fuego y recalcó que sus tropas "están a las puertas de Trípoli y siguen avanzando". En una entrevista concedida al diario francés 'Le Journal du Dimanche', Haftar sostuvo que "no quiere que la guerra continúe" y que su objetivo es lograr "un resultado rápido".

El enviado especial de Naciones Unidas para Libia, Ghasán Salamé, alertó recientemente ante el Consejo de Seguridad de la ONU de que Libia "está al borde de caer en una guerra civil que podría llevar a la división permanente del país", a causa de la ofensiva de Haftar contra la capital.

"Llevará años reparar el daño causado hasta ahora, y eso sólo si la guerra termina ya", dijo, antes de recalcar que "la guerra en los alrededores de Trípoli es sólo el inicio de una larga y sangrienta guerra en la orilla sur del Mediterráneo".

Por otra parte, afirmó que "el vacío de seguridad creado por la retirada de gran parte de las tropas de Haftar en el sur, junto con el foco de las fuerzas occidentales sobre la defensa de la capital, está siendo explotado por Estado Islámico y Al Qaeda".

Para leer más