Actualizado 29/12/2019 23:04

Evo Morales prepara en Argentina la cita para elegir al candidato del MAS a presidir Bolivia

El expresidente de Bolivia Evo Morales
El expresidente de Bolivia Evo Morales - REUTERS / AGUSTIN MARCARIAN

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El expresidente boliviano Evo Morales se ha reunido este domingo en Buenos Aires, donde se encuentra exiliado, con dirigentes departamentales de su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS) para preparar el Ampliado Nacional del 19 de enero, el encuentro en el que se designará al candidato del MAS a las presidenciales bolivianas previstas para el mes de junio.

"Hoy en Buenos Aires inicia la reunión del MAS-IPSP con la participación de los dirigentes de los 9 departamentos. También durante dos días nos reunimos con el Pacto de Unidad y por petición de ellos, llevaremos adelante encuentros con dirigentes departamentales en las próximas semanas", ha explicado Morales a través de su cuenta en Twitter en referencia al Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos.

Esta reunión con dirigentes nacionales, departamentales y regionales, así como algunos alcaldes y asambleístas, servirá para "coordinar y convocar al Ampliado Nacional en enero 2020", en el que se decidirán los candidatos a presidente y vicepresidente de la formación.

Morales, elegido jefe de campaña del MAS, ha concretado que la elección candidatos será el 19 de enero y se especula con que la cita será en una localidad argentina fronteriza con Bolivia.

En cuanto al conflicto diplomático con México y España tras la intercepción por la Policía boliviana de dos coches diplomáticos españoles que se dirigían a la residencia de la embajadora mexicana, Morales ha subrayado que "el gobierno de facto de Áñez, Camacho y Mesa no tiene ninguna autoridad ni moral para hablar de soberanía".

"En este momento, Bolivia está gobernada por Estados Unidos. No respetan el derecho internacional que protege a todas las misiones diplomáticas acreditadas en el país", ha argumentado.

Morales dimitió el pasado 10 de noviembre en medio de las protestas y la falta de apoyo de policías y militares y huyó a México. Jeanine Áñez, segunda vicepresidenta del Senado, se proclamó presidenta interina para llenar el vacío de poder dejado por el antiguo mandatario y la renuncia de otros altos cargos.

Bolivia se prepara ahora para celebrar unas nuevas elecciones en las que ni Morales ni su vicepresidente, Álvaro García Linera, podrán participar, conforme al acuerdo al que el MAS, y el Gobierno de Áñez han llegado en el Congreso.

Más información