El exguardaespaldas de Macron despedido por agresión asegura que sigue hablando habitualmente con el presidente

Emmanuel Macron y su ayudante Alexandre Benalla (detrás)
REUTERS / REGIS DUVIGNAU - Archivo
Publicado 31/12/2018 15:51:54CET

PARÍS, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El exguardaespaldas de la Presidencia francesa que fue despedido por agredir a un manifestante durante la Marcha del Día de los Trabajadores, Alexandre Benalla, ha asegurado este lunes que mantiene contacto regular con el presidente, Emmanuel Macron.

"No entiendo toda esta historia. Me hacen parecer un ladrón", ha afirmado Benalla en declaraciones a Mediapart después de que El Elíseo señalara al propio Benalla por "vengarse" de su situación con sus declaraciones a la prensa.

"Mi última comunicación con el presidente de la República data del 24 de diciembre", ha explicado, aunque ahora "se acabó". "Estoy cortando puentes. Ya no quiero tener nada que ver con estas personas", ha argumentado.

El lunes el Elíseo manifestó su intención de dejar de mantener un diálogo con Benalla a través de la prensa. "Se está vengando de su despido por mala conducta", ha indicado un portavoz presidencial en declaraciones a BFMTV.

Este fin de semana surgió una nueva polémica tras descubrirse que Benalla había seguido utilizando sus pasaportes diplomáticos después de su despido. El propio Benalla explicó que empleó esta documentación para facilitar su paso por aeropuertos en su nuevo empleo como asesor y dijo que se los entregaron desde el propio Palacio Presidencial.

Ahora el Elíseo asegura que se han cursado todas las iniciativas necesarias para recuperar esta documentación y también Benalla ha asegurado que tiene intención de devolverla en los próximos días.

El exguardaespaldas de Macron está siendo sometido a una investigación judicial y hay además comisiones de investigación en las dos cámaras del Parlamento sobre la gestión que hizo la Presidencia francesa de todo este asunto.

En julio, Benalla admitió que hizo "una tontería enorme" al acudir a las protestas y aseguró que cree que el mandatario galo todavía cree en él. "Es alguien que tenía y creo que tiene todavía, pienso yo, confianza en mí, en mi acción a diario", manifestó recientemente.

Contador