La extrema derecha alcanza un sorprendente éxito en las elecciones de República Checa

Tomio Okamura, líder del partido ultraderechista Libertad y Democracia Directa
REUTERS / STRINGER .
Publicado 22/10/2017 1:32:05CET

PRAGA, 22 Oct. (Reuters/EP) -

Los resultados oficiales de las elecciones legislativas de República Checa han situado al partido ultraderechista Libertad y Democracia Directa (SPD), liderado por Tomio Okamura, en segundo lugar, con un 11,5 por ciento de los votos, lo que le da la oportunidad de influir en cómo se formará el próximo Gobierno.

El partido del multimillonario Andrej Babis se ha impuesto claramente en las elecciones checas con el 30,04 por ciento de los votos, seguido del SPD y del Partido Comunista de Bohemia y Moravia (KSCM), con el 9,9 por ciento, según datos recogidos por la agencia de noticias checa CTK.

Por detrás están el Partido Pirata (9 por ciento), el conservador Partido Democrático Cívico (ODS, 9 por ciento), el Partido Socialdemócrata (7,4 por ciento), la Unión Cristiano Demócrata-Partido Popular (6,3 por ciento) y Alcaldes e Independientes (5,4 por ciento). Los socialistas han obtenido así el peor resultado desde la separación de Eslovaquia, en 1993, pero parecen la opción preferida de Babis para formar gobierno.

El SPD fue creado en 2015 por Tomio Okamura, quien quiere que República Checa abandone la Unión Europea y ha pedido a los checos que pasearan cerdos cerca de las mezquitas y dejaran de comer kebabs.

"Queremos detener cualquier islamización de República Checa. Presionamos por la tolerancia cero a la migración", ha asegurado Okamura tras conocer los resultados de los comicios.

Okamura fue elegido por primera vez en la Cámara Baja para el partido Dawn, que ganó un 6,9 por ciento de votos en las elecciones de 2013. Más tarde fue expulsado en una disputa del partido.

Esta vez, Okamura se ha abalanzado sobre el sentimiento antiinmigración que se ha disparado en República Checa, a pesar del bajo desempleo, los crecientes salarios y la relativamente escasa inmigración.

"Voté por el SPD porque sus opiniones son cercanas a las mías. También estoy en contra de los inmigrantes que llegan aquí", asegura Pavel, un hombre desempleado, al abandonar un centro de votación de Praga.

El líder del SPD también ha jugado con el euroescepticismo. "La Unión Europea no se puede reformar. Solo nos dicta. Rechazamos el superestado europeo multicultural. Abandonemos la UE", señaló Okamura este viernes.

Las proyecciones apuntan a 81 de los 200 asientos del Parlamento controlados por ANO (antes controlaban 47). Los socialdemócratas tendrían 15 asientos (antes tenían 50), y los conservadores del OSD, 23, pero si esta iniciativa falla, podría intentar obtener el apoyo de los comunistas o del SPD.