Exxon demanda a Cuba por unas propiedades expropiadas tras la Revolución Cubana

Petrolera  Exxon Mobil
REUTERS - Archivo
Publicado 03/05/2019 23:24:37CET

LA HABANA, 3 May. (Reuters/EP) -

La petrolera Exxon Mobil ha presentado una demanda en un tribunal federal de Estados Unidos contra Cuba-Petróleo, propiedad del Estado cubano, y la empresa CIMEX, por una refinería, gasolineras y otros activos incautados en 1960, meses después de la revolución encabezada por Fidel Castro.

El gigante petrolero estadounidense es la primera gran corporación en demandar a Cuba desde que el gobierno del presidente Donald Trump puso en vigor una sección inactiva de la Ley Helms-Burton de 1996, incrementando la presión sobre los gobiernos de La Habana y Caracas.

Bajo el Título III de la Ley, suspendido por los presidentes anteriores, los ciudadanos, la mayoría cubano-estadounidenses, pueden presentar demandas en tribunales de Estados Unidos contra compañías que se beneficien o hagan negocios con La Habana en propiedades nacionalizadas por el Gobierno tras la revolución de 1959.

"El demandante presentó documentación contra la Corporación CIMEX SA y la Unión Cuba-Petróleo (...) por tráfico ilegal de propiedad confiscada en violación del Título III de la Ley de Libertad y Solidaridad Democrática de Cuba (LIBERTAD) de 1996", dice la demanda archivada en el tribunal del Distrito de Columbia.

La refinería Standard Oil en la bahía de La Habana, ahora operada por CUPET con el nombre Ñico López, fue la primera propiedad de Estados Unidos nacionalizada por Castro y sus guerrilleros, después de que la empresa se negara a procesar petróleo de la Unión Soviética debido a tensiones con Washington. CIMEX opera estaciones de servicio en la isla con CUPET.

En la década de 1960, Estados Unidos certificó 5.913 reclamos contra Cuba por valor de 1.900 millones de dólares, de las cuales Standard Oil y Mobil tenían una reclamación cada una por un total de 245 millones, según el Consejo de Comercio y Economía Cuba-EEUU, una organización con sede en Nueva York experta en reclamaciones.

"Esta presentación es significativa. Esta es la quinta empresa más grande del mundo que usa el Título III de la Ley Libertad para demandar a una compañía de propiedad del gobierno de Cuba", ha sostenido John Kavulich, presidente de la organización.

CUPET y CIMEX no se han pronunciado por el momento, mientras que un portavoz de Exxon Mobil ha señalado que, como práctica, la compañía no hace referencia a litigios pendientes.

Una norma cubana aprobada en 1996 sostiene que la ley Helms-Burton estadounidense es "ilícita, inaplicable" y considera "nula" toda reclamación de persona natural o jurídica en tribunales de Estados Unidos.

Por su parte, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, ha acusado este mismo viernes a Estados Unidos de querer "asfixiar económicamente" a la isla caribeña, tras la entrada en vigor de la citada cláusula.

La reactivación de la cláusula legal afectará sobre todo a empresas europeas y canadienses, ya que son las que tienen más intereses en Cuba. Bruselas y Ottawa avisaron en un comunicado conjunto de que no reconocerán las sentencias estadounidenses basadas en esta norma jurídica y amenazaron con ir a la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Contador