Las FARC niegan haber cometido crímenes de lesa Humanidad

Actualizado 08/12/2014 15:04:32 CET

BOGOTÁ, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ha negado este sábado que haya perpetrado crímenes de lesa Humanidad, puesto que los delitos cometidos por sus miembros en ningún momento han sido sistemáticos ni intencionados.

En ese sentido, el grupo insurgente afirma estar dispuesto a asumir sus responsabilidades en una eventual firma de la paz, pero que asimismo lo deberán hacer distintos sectores del Gobierno.

Sobre el hecho de alzarse en armas, las FARC explican que es la vulneración de los derechos de la población lo que justifica plenamente la rebelión.

"Las FARC-EP nacieron como respuesta a una política de exterminio de la oposición política por parte del Estado colombiano; esta guerra contra el pueblo ha sido apoyada por los Estados Unidos", ha argumentado el portavoz de la guerrilla en los diálogos de paz de La Habana, Pablo Catatumbo, en un comunicado.

Este pronunciamiento se hace justo al inicio del ciclo 30 de las negociaciones de paz en Cuba y coincidiendo con la llegada a la isla del cuarto grupo de la cuarta delegación de víctimas del conflicto armado con el propósito de reunirse con la Mesa de Conversaciones.

El grupo irá acompañado por Monseñor Luis Augusto Castro de la Conferencia Episcopal de Colombia; Fabrizio Hochschild, coordinador Residente y Humanitario de las Naciones Unidas en Colombia y Marco Romero del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz de la Universidad Nacional. También estarán el padre Darío Echeverry y el padre Francisco de Roux; Esther Ruiz y Manuel Oviedo de las Naciones Unidas; Camilo Borrero y Claudia Mosquera de la Universidad Nacional de Colombia.

En esta delegación se destaca la participación igualitaria de seis mujeres y seis hombres además de regiones del país anteriormente no consideradas en las otras delegaciones como Arauca, Casanare y Córdoba. Con esta cuarta delegación llegan a 23 los departamentos del país que han sido incluidos en este proceso.

Entre las personas que viajaron a La Habana se encuentra una víctima de minas antipersona, un segundo caso de reclutamiento de menores por grupos armados; una sobreviviente de la conocida como Masacre de El Naya, ocurrida en el año 2001 en la zona fronteriza entre los departamentos del Cauca y Valle del Cauca.

En cuanto a nuevos sectores de la población de víctimas, está delegación pretende evidenciar la crítica situación por la que han atravesado igualmente líderes y lideresas de procesos de restitución de tierras, miembros de la comunidad LGBTI y periodistas.

A la mesa de conversaciones llegará un video de Tulio Murillo Ávila, guerrillero preso propuesto reiteradamente por la delegación de las FARC para que participe de los diálogos y cuente su experiencia en la cárcel y sobre el trato que ha recibido por parte de las autoridades.

Para leer más