Actualizado 11/08/2022 18:04

El FBI pide respeto tras las amenazas por la redada en la mansión de Trump

Christopher Wray, director del FBI
Christopher Wray, director del FBI - Michael Brochstein/ZUMA Press Wi / DPA

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El director del FBI, Christopher Wray, se ha mostrado preocupado por la creciente presión sobre la institución y, a raíz de la polémica desatada por el registro en la mansión del expresidente Donald Trump, ha pedido respeto para la labor de los agentes.

"La violencia contra las fuerzas de seguridad no es la respuesta, da igual por lo que se esté enfadado", ha dicho Wray, en una primera reacción pública en la que ha evitado comentar directamente tanto el operativo en Mar-a-Lago (Florida).

Wray, designado por el propio Trump en 2017, ha afirmado que "siempre" está "preocupado" por las amenazas, que supuestamente han aumentado tras la redada. El propio expresidente ha denunciado una caza de brujas y numerosos republicanos han acusado directamente al FBI de servir como herramienta política de la Administración de Joe Biden.

"En los últimos años, hemos visto un aumento alarmante de la violencia contra las fuerzas de seguridad", ha reconocido el responsable de la institución, que ha comparecido ante los medios en una visita a Omaha, en el estado de Nebraska, según ABC News.

Fuentes de los servicios de seguridad citados por esta cadena han asegurado que las amenazas han aumentado y van dirigidas no sólo contra la cúpula del FBI, sino también contra agentes de a pie. También ha confirmado esta tendencia la Asociación de Agentes de las Fuerzas Federales (FLEOA, por sus siglas en inglés).

Por tanto, han apuntado que las autoridades están monitorizar la situación y se están preparando para posibles actos de violencia en el marco de las manifestaciones a favor de Trump que algunos de sus partidarios están alentando.

Tras la redada del FBI en Mar-a-Lago, simpatizantes y partidarios del exmandatario convocaron protestas en las oficinas del organismo en Riverside, California y Washington, según comprobó a comienzos de semana el Instituto para el Diálogo Estratégico, un grupo que monitoriza grupos extremistas y discursos de odio.

Según el citado organismo, seguidores de Trump están impulsando las propuestas, mientras que, según John Cohen, exfuncionario del Departamento de Seguridad Nacional y actual colaborador de ABC, las autoridades están preocupadas también al comprobar que ciertas figuras públicas están adoptando este discurso extremista.

"Ahora nos enfrentamos a una situación en la que los funcionarios públicos y los miembros de los medios imitan el lenguaje utilizado por los extremistas violentos, y esto ha servido para dotar de más volatilidad a la situación", dijo.

Finalmente, el exfuncionario de Seguridad ha resaltado que si algo bueno tuvo el asalto al Capitolio de enero de 2021 fue que, desde entonces, las fuerzas del orden "han mejorado su capacidad para analizar las actividades en línea de los extremistas violentos" y han tomado "más en serio" las amenazas de estos.

691401.1.260.149.20220811083352

Vídeo de la noticia

Más información