Publicado 25/02/2021 18:52CET

La FIP celebra la condena contra Muscat por el asesinato de Caruana Galizia como "un paso en la buena dirección"

Archivo - Vigilia por el asesinato de la periodista Daphne Caruana Galizia.
Archivo - Vigilia por el asesinato de la periodista Daphne Caruana Galizia. - Christoph Soeder/dpa - Archivo

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha celebrado este jueves la condena a 15 años de prisión de Vince Muscat, uno de los tres hombres acusados de asesinar a la periodista Daphne Caruana Galizia en 2017, y la ha considerado como un "paso en la dirección correcta".

Muscat, acusado de fabricar, colocar y detonar la bomba que mató a la periodista junto a George Degiorgio y su hermano, Alfred, se declaró culpable del asesinato de Caruana Galizia el martes. También fue condenado a pagar 42.930 euros por los costes judiciales y renunció a su derecho a recurrir la sentencia, por lo que entrará en prisión de forma inmediata.

El secretario general de la FIP, Anthony Bellanger, también ha pedido a la Justicia maltesa que "condene" a todos aquellos que estuvieron detrás de la muerte de la periodista.

De forma paralela, ha reclamado a las autoridades de Malta que proporcionen a los periodistas un "necesario entorno seguro" para que dejen de ser objeto de "amenazas e intimidación" mientras llevan a cabo su trabajo.

Por su parte, el secretario general de la Federación Europea de Periodistas, Ricardo Gutiérrez, ha trasladado la "esperanza" de la entidad de que esta condena derive en la identificación de los "instigadores" reales del asesinato "brutal" de Caruana Galizia. "La credibilidad de las autoridades maltesas está en juego", ha zanjado.

La confesión de Muscat, junto a la información que puede proporcionar a la Policía, tiene el potencial de originar un efecto dominó en los casos de los hermanos Degiorgio y del empresario Yorgen Fenech, considerado el cerebro del asesinato de la periodista. Muscat pidió un indulto presidencial a principios de año, pero el Gobierno de Malta lo rechazó.

El 16 de octubre de 2017, Caruana Galizia sufrió un ataque con coche bomba que acabó con su vida. El atentado conmocionó a la opinión pública de la isla y puso al entonces Gobierno del exprimer ministro Joseph Muscat --sin parentesco con Vince Muscat-- en una situación muy delicada, al tener que desmentir en varias ocasiones la inocencia de dos miembros de su gabinete en el crimen de la periodista.

En el centro del escándalo se encuentra el destacado empresario Yorgen Fenech, dueño de un consorcio de empresas y de una compañía en un paraíso fiscal que presuntamente habría hecho pagos secretos al jefe de gabinete de Muscat, Keith Schembi, y al ministro de Turismo, Konrad Mizzi.

Caruana Galizia escribió sobre ellos meses antes de ser asesinada, y Fenech asegura que Schembi, mano derecha del exprimer ministro, se encontraba detrás de la conspiración para asesinar a la reportera.

Para leer más