La Fiscalía investiga a Salvini por 35 vuelos "ilegítimos" en aviones oficiales en su etapa de ministro

Publicado 12/12/2019 15:13:40CET
Matteo Salvini en un acto electoral de partido en enero
Matteo Salvini en un acto electoral de partido en enero - Stefano Cavicchi/LaPresse via ZU / DPA

ROMA, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Roma ha decidido remitir al Tribunal de Ministros una investigación por posible uso con fines partidistas de aeronaves oficiales en 35 vuelos realizados por el líder del partido ultraderechista Liga, Matteo Salvini, en su etapa de viceprimer ministro y ministro de Interior, según han informado los diarios 'Il Fatto Quotidiano' e 'Il Corriere della Sera'.

La investigación parte de las indagaciones realizadas por el Tribunal de Cuentas, que determinó que 35 vuelos realizados en aeronaves oficiales por Salvini cuando era titular de Interior fueron "ilegítimos" pero decidió archivar el caso al considerar que no hubo un perjuicio en el erario público.

Sin embargo, la Fiscalía de Roma ha decidido remitir la investigación a la corte encargada de juzgar a ministros y exministros por entender que Salvini podría haber incurrido en "abuso de poder" con el uso de aeronaves de la Policía y de los Bomberos para acudir a actos de su partido.

La Fiscalía no solicita que se archive el caso, como sucede en los casos en los que no se detectan indicios de delito, pero sí propone al tribunal que se investiguen en profundidad los vuelos en aeronaves oficiales realizados por Salvini.

En concreto, la Fiscalía de Roma sostiene que hay que recopilar documentos y testimonios para determinar si la "ilegitimidad" detectada por el Tribunal de Cuentas en esos 35 vuelos tiene consecuencias penales.

La investigación sobre los 35 vuelos de Salvini tiene su origen en un reportaje de investigación del diario 'La Repubblica' sobre los vuelos en aeronaves oficiales realizados por Salvini para asistir a actos institucionales que coincidían en fecha y en zona con actos de campaña electoral o actos de partido. En concreto, el reportaje señalaba que Salvini usaba aeronaves oficiales para acudir a lugares en los que había convocados actos de su partido justo antes o justo después de un acto institucional del Ministerio que entonces gestionaba, lo que supondría usar medios de transporte gubernamentales para fines partidistas.

En esos desplazamientos, Salvini viajaba en aviones o helicópteros del Departamento de Seguridad Pública o de los Bomberos. Uno de los viajes es el que realizó el 4 de enero, cuando viajó de Milán a Pescara para asistir a una reunión de altos cargos de seguridad que coincidió con la apertura de la campaña electoral en la región de los Abruzos.

El Tribunal de Cuentas ha realizado sus propias comprobaciones y, en septiembre, decidió archivar la investigación por entender que el coste de esos vuelos no era "mucho mayor" que el de los vuelos realizados "de forma legítima" por el ministro de Interior y su equipo y que, por tanto, no causaron perjuicio al erario público.

El uso de esos vuelos fue considerado "ilegítimo" también porque la normativa interna de la Policía y los Bomberos establece que sus aeronaves solo se pueden utilizar para "labores institucionales y de adiestramiento" y no para los llamados "vuelos de Estado".

Los vuelos de Estado, según la reglamentación italiana, están restringidos para los cinco más altos cargos de Italia (el presidente del país, el primer ministro, los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados y el presidente del Constitucional) "salvo excepciones que deben ser autorizadas de manera específica".

En el caso de los 20 vuelos con avión P180 y los catorce un helicóptero del Departamento de Seguridad Pública y otro vuelo en un avión del Servicio de Bomberos, Salvini no contaba con una autorización específica para poder viajar en esas aeronaves, que están destinadas a "finalidades plenamente operativas" y no para transporte de autoridades "ni tampoco para el desarrollo de sus actividades institucionales, según el Tribunal de Cuentas.

Tras conocer la apertura de una investigación, Salvini ha negado cualquier irregularidad y ha subrayado que los desplazamientos eran "vuelos de Estado" por "motivos de Estado" porque viajaba como ministro a "inaugurar cuarteles".

"Todos mis vuelos de Estado eran por motivos de Estado, como ministro del Interior, para inaugurar cuarteles. Nunca he hecho vuelos de Estado para ir de vacaciones, que es lo que hacen otros", ha afirmado Salvini, en declaraciones a la prensa.

Salvini ha dicho que está deseando acudir a los tribunales para defenderse de la acusación de la Fiscalía de Roma. "Me acusan de todo: quejas, abuso de poder, secuestro de personas. La única cosa que me desagrada es que se gasten miles y miles de euros en investigar a Matteo Salvini mientras hay tantos miembros de la 'Ndrangheta por las calles", ha indicado.

Para leer más