Publicado 05/12/2019 18:21:08 +01:00CET

La Fiscalía de Israel anuncia su intención de imputar por corrupción al abogado de Netanyahu

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu - Ilia Yefimovich/dpa - Archivo

Afirma que también tiene intención de imputar a un destacado empresario y a un exjefe de la Armada

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Israel ha anunciado este jueves su intención de imputar a David Shimron, abogado personal del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, por blanqueo de dinero en un caso de corrupción conocido como el 'caso de los submarinos'.

Asimismo, ha anunciado que tiene intención de imputar también al empresario Miki Ganor, representante de Thyssenkrupp en Israel, y al antiguo jefe de la Armada israelí, Elieze Marom, tal y como ha recogido el diario local 'Haaretz'.

El caso gira en torno a dos acuerdos firmados en 2016 para la compra de submarinos y otras embarcaciones a Thyssenkrupp por valor de cerca de 2.000 millones de euros. La Policía recomendó en 2018 imputar a Shimron por mediar en un acuerdo de sobornos.

El caso saltó a la luz cuando Shimron --quien es además familiar de Netanyahu y abogado de Ganor-- fue contratado por el representante israelí de Thyssenkrupp Marine Systems.

La decisión de la Fiscalía supone un golpe para el círculo cercano de Netanyahu, menos de un mes después de que el propio primer ministro fuera imputado por sobornos, fraude y violación de la confianza.

En respuesta, Netanyahu habló de un "intento de golpe" contra él y dijo que el proceso "está contaminado por intereses extranjeros con el objetivo de derrocar a un primer ministro derechista".

Así, subrayó que "es un día triste" y que "uno tiene que estar ciego para no ver que algo malo está pasando en el sistema legal". En este sentido, pidió "investigar a los investigadores" por lo que ha descrito como "casos infectados".

Pese a ello, un día después dijo que respetará el fallo. "Por supuesto, quiero dejar claro que todo este proceso será decidido en los tribunales", manifestó. "Aceptaremos la decisión del tribunal, no hay duda de eso", zanjó.

El más grave de todos es el caso 4000, en el que hará frente a cargos por sobornos, fraude y violación de la confianza por impulsar regulaciones que beneficiaron al accionista mayoritario del grupo Bezeq, Shaul Elovitch, a cambio de una cobertura favorable del portal Walla.

En el caso 1000, el primer ministro será imputado por fraude y violación de la confianza por recibir regalos ilícitos valorados en 700.000 shekels (cerca de 183.000 euros) a cambio de favores.

Por otra parte, en el caso 2000 ha sido imputado por fraude y violación de confianza por acordar con 'Yedioth Ahronoth' para debilitar al diario de la competencia Israel Hayom --favorable a Netanyahu-- a cambio de una cobertura más favorable al primer ministro en el primer medio.

Para leer más