Actualizado 27/11/2021 14:56 CET

Francia se declara abierta a discutir la autonomía de Guadalupe pero pide a la población que mantenga el orden

Imagen de archivo de la Policía francesa
Imagen de archivo de la Policía francesa - GETTY IMAGES

Confirma un centenar de detenidos durante las protestas contra la vacunación obligatoria y las condiciones de vida

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro francés para los territorios de ultramar, Sébastien Lecornu, se ha dirigido a última hora de este viernes a la población del archipiélago francocaribeño de Guadalupe, ahora mismo inmerso en unas protestas contra las medidas de restricción contra el coronavirus mezcladas con el descontento de una población de un territorio donde una tercera parte de su gente vive debajo del umbral nacional de la pobreza.

En un discurso de 16 minutos, Lecornu se ha ofrecido a entablar un diálogo sin "tabúes" y prometido planes de acción "concretos", como un programa de ayuda económica a la población juvenil, una quinta parte de la cual está desempleada. A cambio, el ministro ha solicitado la colaboración popular porque "el Estado no puede hacerlo todo por sí solo", recoge FranceInfo.

El ministro ha trasladado su condena a los hechos violentos que comenzaron hace 12 días y han desembocado en la declaración del toque de queda nocturno en el territorio. "Los que caigan en la violencia deberán responder ante los tribunales", ha declarado el ministro, antes de aplaudir una actuación policial que se ha saldado con al menos un centenar de detenidos, muchos de ellos "tristes conocidos de la Policía".

Sobre el detonante de las protestas, la vacunación obligatoria para el personal de enfermería y bomberos, Lecornu ha moderado la postura exhibida en los primeros días y propuesto "un examen caso por caso de situaciones individuales", desde la "proporcionalidad y el discernimiento". "Nuestro deseo es poner los medios para analizar cada situación de forma individual mediante la definición del mejor sistema de apoyo", ha indicado.

Con todo, el ministro ha reconocido "la crisis permanente que vive Guadalupe desde hace años, marcada por un "paro endémico, los cortes de agua" o la crisis sanitaria y ambiental que supuso el derrame de 300 toneladas de clordecona en Guadalupe y Martinica entre los años 1972 y 1993 -- una "angustia", en palabras del ministro --.

"Esto es lo que nos dice ahora la juventud de Guadalupe y lo cierto es que no hay otra forma que hacer que los representantes electos estatales y locales trabajen juntos, con la sociedad civil", ha indicado el ministro, quien se ha comprometido a financiar a partir de ahora 1.000 puestos de trabajo subvencionados para jóvenes, con apoyo y formación específicos, en el sector sin ánimo de lucro para apoyar a las comunidades locales o asociaciones sociales, deportivas y medioambientales.

Finalmente, el ministro ha prometido un debate sobre la cuestión de autonomía de la isla, en respuesta al deseo de algunas de sus autoridades. "Algunos funcionarios electos han planteado la cuestión de la autonomía, en comparación con su estado actual como departamento-región de ultramar", ha indicado Lecornu. "El Gobierno francés está dispuesto a hablar de ello, no hay malos debates mientras estos debates sirvan para resolver los problemas reales de la vida cotidiana de Guadalupe", ha concluido.

Para leer más