Actualizado 06/02/2007 20:11 CET

Francia.- Francia alerta ante un posible atentado durante la campaña electoral

PARÍS, 6 Feb. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Aída Palau) -

Los servicios de inteligencia franceses están alerta sobre la hipótesis de que pueda producirse un atentado los días precedentes a la primera vuelta de las elecciones presidenciales previstas para el próximo 22 de abril, según publica el diario 'Le Monde'.

El vespertino galo hace referencia a dos notas de los servicios secretos que hablan de amenazas del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), organización argelina que reivindica su afiliación a la red terrorista internacional Al Qaeda.

De momento, la Policía no tiene constancia de que se estén llevando a cabo preparativos pero no descartan un escenario como el del 11 de marzo de Madrid, cuando el atentado de Atocha dejó 191 muertos y 1.500 heridos e influyó en el resultado de las elecciones legislativas, según explica 'Le Monde'.

El diario francés ha tenido acceso a dos documentos de la Dirección de la vigilancia del Territorio, DST en sus siglas en francés, y de la Dirección General de la Seguridad Exterior (DGSE) firmados el 15 de enero en el marco del comité interministerial de los servicios de inteligencia presidido por el primer ministro, Dominique de Villepin.

En estas notas se citan dos alertas. La primera, de diciembre de 2005, se refiere a unas amenazas de atentado relacionadas con "altos mandos de Al Qaeda en la zona pakistano-afgana". En otro documentos de 2006, los servicios secretos apuntan a sospechas de que se esté "planificando desde Oriente Próximo una ola de atentados suicida en un país europeo entre septiembre de 2006 y abril de 2007", según el diario galo.

La Policía señala que la vigilancia policial para evitar que se produzca un atentado se hace difícil ya que hay nuevos grupúsculos. Los servicios secretos afirman que está creciendo el número de personas afines a las ideas del GSPC argelino a través de forums islamistas en Internet.

En 2006, la policía francesa detuvo a 140 personas relacionadas con terrorismo islamista, 17 de las cuales han sido encarceladas.