Francia planea repatriar a los hijos de combatientes yihadistas en Siria

Publicado 24/10/2018 7:53:39CET

PARÍS, 24 Oct. (Reuters/EP) -

Francia está trabajando para traer de vuelta a los niños retenidos por las fuerzas kurdas sirias y de presuntos milicianos franceses, pero dejarán que sus madres sean procesadas por las autoridades locales, según han informado funcionarios franceses.

Francia, al igual que otros países europeos, ha estado trabajando para saber cómo manejar a los presuntos milicianos y sus familias que buscan volver de las zonas de combate en Irak y Siria, así como a los detenidos, después de que Estado Islámico perdiera enormes franjas de territorio bajo presión militar.

Si bien la política del gobierno ha sido rehusarse a recuperar a los combatientes y a sus mujeres, Francia ha dicho que necesitaba determinar la situación de los menores.

"Las autoridades francesas están entrando en una fase activa de evaluación sobre la posibilidad de repatriar a los menores", ha afirmado un funcionario francés.

Alrededor de 60 mujeres, incluyendo 40 madres con aproximadamente 150 menores de edad, han sido reportadas en Siria por familias en Francia. La gran mayoría de los niños son menores de seis años.

Después de verificar la información con las autoridades kurdas y la Cruz Roja Internacional, París ha localizado a varios de ellos en el noreste de Siria, controlado por los kurdos.

Se están llevando a cabo preparativos para repatriar a los niños caso por caso, incluidos los nacidos en Siria, según los funcionarios. Su regreso dependerá de que las madres acepten ser separadas de sus hijos. "Está en el mejor interés de los niños", ha señalado uno de los funcionarios.

A París le preocupa que si estos menores se quedan en Siria, en algún momento también puedan convertirse en milicianos. Los primeros niños podrían volver antes de finales de año.

Francia repatrió en diciembre de 2017 a tres niños pertenecientes a una mujer francesa que fue condenada a cadena perpetua en junio por un tribunal iraquí por su lealtad a Estado Islámico. La mujer se quedó con su hijo más pequeño en Irak.