Actualizado 23/03/2007 20:48 CET

Francia.- Total "no se plantea" la dimisión de su presidente a pesar de la investigación

PARÍS, 23 Mar. (del corresponsal de EUROPA PRESS, Salvador Martínez) -

La petrolera francesa Total "no se plantea" la dimisión de su presidente, Christophe de Margerie, a quien la Justicia francesa investiga desde la tarde-noche de ayer por su eventual participación en un caso "de corrupción de oficiales extranjeros" y "abuso de bienes sociales", en la firma de un contrato gasista con Irán en 1997, informó hoy a Europa Press una portavoz de la empresa.

Es más, según señaló esta fuente, la empresa "no duda un instante de que Margerie continuará con sus funciones", declaraciones que confirman el apoyo institucional que muestra la empresa francesa hacia el directivo.

Durante los dos últimos días, de Margerie fue interrogado durante 30 horas, primero por la brigada de represión de la delincuencia económica a iniciativa del juez de instrucción, Philippe Courroye, y después por el propio Courroye hasta el final de la tarde de la pasada jornada.

Ambas convocatorias versaron sobre el supuesto pago de fondos ocultos a oficiales iraníes para la obtención de un contrato firmado en 1997, cuando de Margerie dirigía las operaciones de Total en Oriente Medio. Esos supuestos pagos habrían dado acceso a la empresa a la explotación del gas del yacimiento iraní de South Pars.

Por su parte, Total ha negado que en la obtención de dicho contrato se haya infringido la ley. En sendos comunicados, aseguró que los contratos que conciernen "South Pars en Irán, han sido firmados en el respeto de la ley".

En la tarde de ayer, tras la convocatoria con Courroye, de Margerie quedó en libertad bajo control judicial. Al presidente de Total se le prohíbe ponerse en contacto con personalidades extranjeras, entre las que destacan miembros de la familia de quien fuera presidente de la República Islámica Irán entre 1989 y 1997, Hachemi Rafsandjani.