Gantz devuelve el mandato al presidente de Israel por no poder pactar una coalición de gobierno

Actualizado 20/11/2019 21:44:47 CET
El líder del Partido Azul y Blanco de Israel, Benny Gantz
El líder del Partido Azul y Blanco de Israel, Benny Gantz - REUTERS / AMIR COHEN - Archivo

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El líder del Partido Azul y Blanco, Benjamin Gantz, ha comunicado este miércoles al presidente de Israel, Reuven Rivlin, que no ha logrado alcanzar una coalición de gobierno y ha devuelto el mandato al presidente.

La formación opositora, la más votada en las elecciones celebradas en septiembre --repetición de las de abril, ante la falta de acuerdo--, ha señalado que esta situación provoca que el país "se dirija hacia unas terceras elecciones", según el diario local 'The Jerusalem Post'.

De acuerdo con 'The Times of Israel', Gantz se ha puesto en contacto por teléfono con Rivlin para comunicarle su decisión después de que sus últimos encuentros con el primer ministro, Benjamin Netanyahu, y el líder de Yisrael Beitenu, Avigdor Lieberman, se hayan saldado sin acuerdo.

Gantz ha asegurado que "ha hecho todo lo posible" para intentar formar un gobierno de unidad fundamentado en "el respeto, la moral y los valores" y ha criticado al bloque parlamentario encabezado por Netanyahu por bloquear sus esfuerzos.

"Había un muro en el camino al que sólo le importaba una persona", ha dicho, en referencia al primer ministro. "Estaba intentando evitar que Israel tuviera un Gobierno liderado por los que ganaron y quieren sanidad y estabilidad política", ha lamentado.

En este sentido, ha acusado a este bloque --integrado por el Likud y varios partidos ultraortodoxos-- de "evitar que los ciudadanos de Israel tengan un Gobierno desde hace más de un año liderado por el partido que ganó con una clara mayoría".

"Nadie tiene el derecho a negar a la nación su elección. Nadie tiene derecho a decir: 'Mis intereses personales van antes que los suyos'", ha argüido, en una nueva referencia a Netanyahu.

Así, ha reiterado que "la mayoría de la nación eligió debilitar a los extremistas e ir en un camino diferente a Netanyahu". "No seré socio a la hora de forzar una agenda extremista sobre la mayoría de una nación que eligió lo contrario", ha zanjado.

Gantz ha criticado además a varios integrantes de su coalición, incluido el 'número dos', Yair Lapid, por sus exigencias a la hora de cerrar un acuerdo de unidad, tal y como ha recogido la cadena de televisión israelí Channel 2.

Lieberman se ha sumado a las críticas a Netanyahu por no permitir un acuerdo al no desvincularse de los partidos ultraortodoxos, a los que ha descrito como "antisionistas", al tiempo que ha incidido en que aún puede lograrse un gobierno de coalición.

"Si nos vemos arrastrados a las elecciones, será por la falta de liderazgo", ha sostenido Lieberman. "No entrego mis principios para lograr una silla, incluso si es la más cómoda", ha zanjado.

LAS NEGOCIACIONES

La coalición opositora Azul y Blanco fue la fuerza más votada en los comicios de septiembre, con un total de 33 escaños, seguido por el Likud, con 32, sin embargo ninguno de los partidos cuenta con los respaldos necesarios para alcanzar el apoyo de 61 diputados necesarios.

Así las cosas, y tras las consultas con los partidos, Rivlin encargó Netanyahu la formación de gobierno. Netanyahu inició entonces contactos con Azul y Blanco, sin que las partes lograran un pacto para formar un gobierno de unidad.

Por ello, Netanyahu devolvió el mandato, que fue posteriormente entregado a Gantz, quien ha tenido 28 días para intentar ensamblar una coalición, sin éxito.

De esta forma, a partir de la madrugada de este jueves se abrirá un periodo de 21 días en el que los diputados pueden presentar candidatos alternativos a la jefatura de Gobierno para evitar la convocatoria automática de elecciones, las terceras en un año.

Contador

Para leer más