Johnson asume que un Brexit sin acuerdo sería un "fracaso" pero aún ve viable un nuevo pacto

Actualizado 09/09/2019 15:49:59 CET
Boris Johnson
Boris Johnson - Niall Carson/PA Wire/dpa

"Que no haya 'backstop' implica que no hay acuerdo", avisa el primer ministro irlandés

DUBLÍN, 9 (Reuters/EP)

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha reiterado que sigue dispuesto a negociar para "conseguir un acuerdo" con la Unión Europea y ha reconocido que un Brexit caótico, una opción que sigue sobre la mesa de cara al 31 de octubre, sería un "fracaso" para toda la clase gobernante.

Johnson ha viajado este lunes a Dublín, donde ha sido recibido por su homólogo irlandés, Leo Varadkar. "Tengo un mensaje que quiero exponer junto a ti hoy, Leo, y es que quiero un acuerdo, quiero lograr un acuerdo", ha subrayado el 'premier' británico.

Johnson ha asegurado que ha estudiado "cuidadosamente" las "consecuencias" que podría tener un Brexit sin acuerdo y, aunque para el primer ministro británico sigue siendo una opción, ha matizado que "no hay duda de que sería un fracaso" de toda la clase política.

"Está en juego el futuro de las empresas, de los productores agrícolas y de millones de ciudadanos de a pie que confían en que usemos la imaginación y la creatividad para lograrlo. Quiero que sepas que prefiero abrumadoramente llegar a un acuerdo", ha añadido.

El jefe del Gobierno británico ha planteado la posibilidad de reabrir el Acuerdo de Retirada negociado por su predecesora, Theresa May, a pesar de que desde la UE le han advertido en reiteradas ocasiones de que no cederán en este sentido. También ha reclamado la retirada del plan de emergencia planteado para la frontera irlandesa en caso de que no se logre ningún pacto específico sobre esta zona al término de la fase de transición.

VARADKAR RECHAZA LA RETIRADA DEL 'BACKSTOP'

"A falta de acuerdos alternativos, que no haya 'backstop' implica que no hay acuerdo", ha advertido Varadkar, que ha utilizado el término utilizado en la jerga comunitaria para aludir a la salvaguarda planteada para la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte.

"Lo que no podemos hacer y no haremos, y sé que lo entiendes, es acordar reemplazar una garantía legal con una promesa", ha añadido Varadkar en su comparecencia.

El primer ministro irlandés también ha señalado que aplazar el debate "otros 14 meses" no es una opción "atractiva" para nadie, en la medida en que implica prolongar también la "incertidumbre" sobre un divorcio que debería haber quedado zanjado a finales de marzo de este año.

Las discrepancias entre los dos líderes han quedado patentes en el comunicado conjunto difundido al término del encuentro, en el que han reiterado su disposición para seguir trabajando en aras del interés común y, al mismo tiempo, han reconocido que queda mucho por hacer.

"Se ha establecido una base común en algunas áreas aunque sigue habiendo diferencias significativas", reza el texto, en el que también se apunta que las discusiones están todavía "en una fase inicial".

Contador

Para leer más