Actualizado 29/10/2015 22:12 CET

El Gobierno fija las condiciones para pactar una tregua bilateral con las FARC

Histórico apretón de manos de Santos y Timochenko en La Habana
ALEXANDRE MENEGHINI / REUTERS

BOGOTÁ, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha fijado este jueves las condiciones para poder pactar una tregua bilateral con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) antes del 16 de diciembre, lo que precipitaría el final de la guerra interna.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ya ha adelantado esta mañana que "hay una cantidad de cosas que hay que negociar: dónde se concentran los guerrilleros, cómo se garantiza su seguridad y cómo se monitorea".

Santos ha subrayado que es "muy importante" llegar a acuerdos sobre todos estos aspectos, pero especialmente sobre la concentración de las FARC en una zona del territorio colombiano para garantizar que no son objeto de los ataques militares que las Fuerzas Armadas seguirán llevando a cabo contra otros grupos ilegales.

Poco después, el jefe de la delegación del Gobierno en las conversaciones de paz, Humberto de la Calle, ha comparecido públicamente para añadir al catálogo de requisitos expuesto por Santos algunos más, de acuerdo con la prensa local.

De la Calle ha explicando que antes de firmar nuevos acuerdos "hay que terminar de rubricar los elementos faltantes" de los anteriores, sobre todo las cuestiones controvertidas del pacto sobre justicia transicional que aún quedan por definir.

"Un cese de fuegos y de hostilidades bilateral y definitivo implica también la suspensión de actividades de extorsión, narcotráfico y demás", ha añadido el que fuera vicepresidente colombiano durante el Gobierno de Ernesto Samper.

TREGUA BILATERAL

Santos ofreció el miércoles a las FARC iniciar las negociaciones para acordar una tregua bilateral antes del 1 de enero de 2016, a lo cual la guerrilla respondió con una nueva fecha: el 16 de diciembre. "Listo, que sea el 16 de diciembre, cuanto más pronto mejor", ha contestado este jueves el jefe de Estado.

Las FARC llevan pidiendo una tregua bilateral desde el inicio del diálogo de paz, en otoño de 2012, argumentando que la continuidad de la guerra en territorio colombiano podía dar lugar a situaciones que enturbiaran el clima de La Habana.

Hasta ahora, el Gobierno se ha negado tajantemente a declarar un alto el fuego bilateral al considerar que, de fracasar el proceso de paz, serviría para fortalecer militarmente a la guerrilla, como ocurrió en El Caguán.

RECTA FINAL

Gobierno y FARC comenzaron a negociar el 19 de noviembre de 2012, después de varios meses de contactos exploratorios en los que definieron la agenda, el método y el calendario de las negociaciones para acabar con el conflicto más duradero del hemisferio occidental.

En estos tres años han llegado a acuerdos en materia de desarrollo agrario y rural, participación política, drogas ilícitas y justicia transicional, pero aún quedan los de víctimas, fin del conflicto y los mecanismos de refrendación, aplicación y verificación de lo pactado.

Las partes se han dado hasta el 23 de marzo de 2016 para cerrar el acuerdo definitivo. Hasta entonces los pactos parciales permanecen en suspenso, ya que negocian bajo el principio de que "nada está acordado hasta que todo esté acordado".

Para leer más