El Gobierno y la Iglesia Ortodoxa de Grecia acuerdan que los clérigos dejen de ser considerados funcionarios

Alexis Tsipras
REUTERS / VINCENT KESSLER - Archivo
Publicado 07/11/2018 2:30:35CET

ATENAS, 7 Nov. (Reuters/EP) -

El Gobierno griego y la Iglesia Ortodoxa del país han acordado este martes que alrededor de 10.000 sacerdotes y personal auxiliar dejen de ser considerados funcionarios, en un acuerdo que podría allanar el camino para hacer la separación de poderes entre el Estado y la Iglesia.

La Iglesia Ortodoxa griega ha desempeñado un papel principal en el país durante muchos siglos y se considera su religión oficial en virtud de la Constitución.

Según el acuerdo, --alcanzado entre el primer ministro griego, Alexis Tsipras, y el arzobispo Ieronymos de la Iglesia de Grecia-- el Estado transferirá en un futuro un subsidio estatal anual a un fondo especial de la Iglesia para el pago de los salarios de los sacerdotes.

El acuerdo también incluye una solución a una disputa que ha durado décadas sobre la propiedad del Estado griego y la Iglesia, que es uno de los propietarios de los bienes raíces más grandes del país.

Los acreedores de Grecia han instado al Gobierno a que venda activos y reduzca el número de empleados del sector público. Bajo el sistema actual, los salarios de los sacerdotes se pagan directamente con el presupuesto del Estado, al igual que los funcionarios públicos.

El coste anual de los sacerdotes en los presupuestos del Gobierno se estima en alrededor de 200 millones de euros. El acuerdo de este martes aún debe ser aprobado por el Gabinete, el Parlamento y los líderes de la Iglesia.

Un grupo que representa a los clérigos ha asegurado que se resistirán a cualquier intento de que les retiren su condición de funcionarios públicos.

"Lucharemos para garantizar que se mantenga el estado actual", ha afirmado el jefe de la asociación de sacerdotes griegos, Georgios Sellis.

Contador