El Gobierno iraquí avanza hacia Tikrit para expulsar a Estado Islámico

Actualizado 06/03/2015 18:25:08 CET

BAGDAD, 6 Mar. (Reuters/EP) -

   El Ejército iraquí y las milicias chiíes respaldadas por Irán han logrado penetrar este viernes en Al Dur, a las afueras de Tikrit, hasta ahora controlada por el autodenominado Estado Islámico, según han anunciado este viernes las autoridades iraquíes.

   Sin embargo, no hay consenso entre los distintos grupos armados de la operación a la hora de valorar el resultado. Las autoridades gubernamentales han asegurado que hay presencia militar en el sur y en el este de Al Dur, donde están luchando contra los milicianos yihadistas.

   No obstante, el líder de la milicia chií más grande que ha tomado parte en la operación, Hadi al Amiri, ha asegurado que Al Dur ha sido "totalmente liberada" y que ya está preparándose una operación similar en otro pueblo cercano a Tikrit, Al Alam.

   El Ejército y las milicias chiíes podría lograr llegar en cinco días a Tikrit, la ciudad natal del exdictador Sadam Husein. Se trata de una de las localidades más cotizadas por los grupos que luchan contra los yihadistas, ya que es una de las ciudades más pobladas que ha conseguido capturar el Estado Islámico. Además, Tikrit es una de las principales ciudades de la mitad norte del país, de amplia mayoría suní.

CONDENA DE VIOLENCIA CONTRA CIVILES

   El ayatolá Alí al Sistani, uno de los líderes espirituales de la población chií de Irak, ha rechazado cualquier ataque contra civiles. "No sucumbáis a la explosión emocional cuando perdáis a un ser querido o amado, especialmente cuando ésta se desate sobre familias a las que el enemigo (Estado Islámico) usa como escudo", ha asegurado este viernes durante su sermón del día sagrado de los musulmanes.

   "Sed protectores de los débiles y ayudadlos a llegar a salvo a un refugio", ha pedido uno de los líderes de las milicias chiíes que luchan junto al Gobierno iraquí para acabar con el yihadismo en el país.

   "La mayoría de ellos eran pastores de cabras y vaqueros, nómadas", ha recordado para pedir a los milicianos chiíes y al Ejército iraquí que eviten abrir fuego contra civiles en zonas controladas por el Estado Islámico.