Actualizado 19/04/2021 16:20 CET

Chad confirma la muerte de cinco militares y asegura haber "neutralizado" a "más de 300" rebeldes del FACT

Archivo - El presidente de Chad, Idriss Déby
Archivo - El presidente de Chad, Idriss Déby - MARK SCHIEFELBEIN - POOL/GETTY IMAGES - Archivo

Grupos de oposición y sociedad civil piden un alto el fuego tras los combates en el norte del país

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Chad ha asegurado este lunes que los combates registrados durante los últimos días con la coalición rebelde Frente para la Alternancia y la Concordia en Chad (FACT) en el norte del país se han saldado con cinco militares muertos y cerca de 300 rebeldes "neutralizados".

"Más de 300 terroristas han sido neutralizados y 150 han sido hechos prisioneros, entre ellos tres altos cargos", ha dicho el portavoz del Ejército, Azem Bermandoa, quien ha señalado que cinco militares han muerto y 36 han resultado heridos durante los enfrentamientos en la provincia de Kanem (norte).

Asimismo, el jefe del Estado Mayor del Ejército, Abakar Abdelkerim Daoud, ha manifestado que el cambio en Chad debe lograrse a través de las urnas y no a través de las armas, en referencia a la ofensiva del FACT, según ha informado el portal chadiano de noticias Alwihda.

Por su parte, grupos de la oposición política y la sociedad civil de Chad han reclamado un alto el fuego tras los combates entre el Ejército y el FACT, que irrumpió la semana pasada en territorio chadiano desde sus bases en el sur de Libia.

Los firmantes de la declaración han reclamado "el fin del apoyo a un grupo y otro" y han abogado por un proceso de diálogo que "concrete un diálogo político inclusivo para sentar las bases de un nuevo Chad democrático, decididamente comprometido con un futuro mejor para todos sus ciudadanos".

Asimismo, han insistido en que el "boicot masivo" a las presidenciales del 11 de abril, en las que el presidente, Idriss Déby, busca un sexto mandato, deriva en la "nulidad" de las elecciones y "abre automáticamente la vía de una transición política desde el 8 de agosto".

Las elecciones tuvieron lugar en medio de un llamamiento al boicot por parte de numerosos opositores, después de la eliminación de varias candidaturas y para denunciar el aumento de la represión y la falta de transparencia del proceso electoral.

Entre los firmantes figuran destacados opositores como Saleh Kebzabo, Succes Masra, Yaya Dillo, Ngarlejy Yorongar y otros candidatos a las últimas elecciones, quienes han advertido a Déby de que, si no responde antes del 25 de abril, se procederá a la organización de nuevas manifestaciones.

Según las autoridades chadianas, los rebeldes entraron en el país el 11 de abril desde el sureste de Libia con la intención de dirigirse a la capital, Yamena. El propio Bermandoa aseguró el sábado que durnte la jornada fue interceptado un convoy integrado por rebeldes en Kanem.

"El convoy fue destruido y estamos lanzando una operación para capturar a los fugitivos", dijo Bermandoa, quien leyó en un comunicado emitido en la radiotelevisión pública chadiana. El Gobierno, mientras, aseguró que "la aventura de los mercenarios libios" ha llegado a su fin.

EL FACT ANUNCIA AVANCES

Por su parte, el FACT indicó el domingo que controla "la totalidad" de la región de Bet y que "está en camino de controlar la región de Kanem". "Las milicias de la dictadura de Idriss Déby hacen frente a la potencia de fuego de nuestros valientes combatientes y han desertado, abandonando un número considerable de armas".

"Aprovechamos esta ocasión para asegurar a nuestros compatriotas y a la totalidad de socios de Chad y las fuerzas de resistencia nacional están dispuestas a garantizar la integridad física de nuestros compatriotas y socios de Chad, además de la seguridad nacional y subregional", señaló.

Asimismo, reiteró su llamamiento a los militares a desertar para unirse a sus filas, lo que "va en el interés superior de la nación". "Servir a la nación chadiana es vuestro juramente y vuestro compromiso", zanjó el portavoz del FACT, Kingabé Ogouzeimi.

Mohamed Alí, el secretario general de FACT, recalcó la semana pasada que el grupo "hará caer a Déby por la fuerza", tras lo que el grupo reclamó a los militares que se unan a sus files. Varios grupos rebeldes han perpetrado ataques en Tibesti desde 2018 a través de incursiones lanzadas desde Libia.

Déby, que accedió al poder en 1990 a través de un golpe de Estado contra el dictador Hissène Habré, ha ganado desde entonces todas las elecciones y enmendado en dos ocasiones la Constitución para poder seguir presentándose a las urnas, entre ellas una en 2005 para poner fin al límite de dos mandatos, reimpuestos en 2018, sin que le afecten, por lo que podría seguir en el cargo hasta 2033.

Asimismo, es considerado como un actor clave en el tablero africano, aliado crucial en la lucha contra los yihadistas en el Sahel, lo que le ha permitido tejer unas alianzas con países occidentales que le han dado apoyo y financiación fundamental para mantenerse en el poder.

Contador

Para leer más