Guantánamo.- Washington asegura que discrepancias entre leyes antiterroristas y su aplicación no deben retrasar juicios

Actualizado 25/08/2007 0:08:24 CET

WASHINGTON, 24 Ago. (EP/AP) -

El Ejecutivo estadounidense manifestó hoy que las discrepancias entre las nuevas leyes antiterroristas y la forma en que son aplicadas no deberían retrasar la celebración de uno de los primeros juicios del Pentágono por delitos de terrorismo.

Ante la nueva Corte Revisora de las Comisiones Militares, los abogados del Estado pidieron a los jueces que vayan más allá de la redacción de la ley, a la hora de decidir si los militares se han extralimitado en la función de los tribunales antiterroristas de Guantánamo.

Antes de que los acusados de terrorismo puedan ser juzgados por las comisiones militares, la ley exige que sean declarados "combatientes enemigos ilegales". Sin embargo, los tribunales de Guantánamo los han declarado "combatientes enemigos".

Por su parte, los abogados del preso Omar Jadr sostienen que se trata de un error gravísimo por parte del Gobierno y que Jadr no puede comparecer ante una comisión militar. Si los tres jueces del tribunal de apelaciones concuerdan, el fallo podría obligar al Pentágono a reorganizar los tribunales para decenas de detenidos.

Las autoridades estadounidenses confían en el hipotético veredicto de las comisiones militares para decidir la suerte de unos 80 detenidos en Guantánamo, entre ellos Jalid Sheikh Mohammed, presunto cerebro de los ataques terroristas del 11 de septiembre.

Sin embargo, el sistema de comisiones no ha sido probado de forma extensa, y algunos abogados creen que pleitearán durante años las cuestiones de procedimiento. "Cuando se inicia un sistema nuevo, se necesita tiempo" para perfeccionarlo, dijo el coronel retirado Francis Gilligan, el principal abogado en el caso de apelaciones, tras la sesión judicial de hoy. "Esto lleva tiempo, pero a la postre los juicios comenzarán", concluyó.