Guatemala decidirá el martes si continúa la búsqueda tras el alud en el sur del país

Publicado 12/10/2015 7:14:53CET
REUTERS

MADRID, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Guatemala han anunciado este domingo que el martes decidirán si continúan las tareas de búsqueda de víctimas en la zona donde la semana pasada tuvo lugar un deslave de tierra que dejó sepultadas numerosas viviendas en El Cambray II (sur), que por el momento ha dejado 271 muertos.

El secretario de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres de Guatemala (Conred), Alejandro Maldonado, ha dicho que hasta el momento se tienen localizadas al menos diez viviendas, agregando que se analizan cinco terrenos en donde se podría reubicar a las personas afectadas.

El accidente tuvo lugar a última hora del pasado jueves por la crecida del río Pinula, causada a su vez por las intensas precipitaciones, que terminaron de abrir una grieta preexistente en la montaña en cuyas faldas se asienta El Cambray II.

El alud enterró por completo un centenar de viviendas en las que vivían unas 40 familias. El desastre natural sorprendió de noche a los habitantes de esta localidad guatemalteca, por lo que la mayoría de sus vecinos estaban durmiendo en sus casas.

Expertos han señalado que podría producirse otro deslave como este, ya que las últimas imágenes captadas por satélite muestran una grieta similar a la que provocó el desprendimiento de terreno.

La zona ya había sido declarada de alto riesgo por la Conred debido al desgaste del terreno en estos años, lo que ha dado lugar a una investigación de la Fiscalía para dilucidar si hay responsabilidad penal por negligencia.

Según la Conred, los residentes en El Cambray I y II fueron avisados en 2008 de que podría producirse una catástrofe natural de estas características, pero que seguían viviendo ahí porque "se hace prácticamente imposible trasladar a más de 35.000 personas a otro sitio".

EVACUAN A 40 FAMILIAS POR RIESGO DE NUEVO ALUD

Este sábado, 40 familias fueron evacuadas por las autoridades guatemaltecas después de que se advirtiera el riesgo de un nuevo derrumbamiento de tierra.

Por el momento, la escuela local da cobijo a unas 400 personas, a la espera de que el Gobierno, tal y como ha prometido, construya viviendas para las familias afectadas.

El Congreso de Guatemala ha aprobado también una partida de unos 2,6 millones de dólares para ayudar a las víctimas, sin embargo, hasta que no concluyan los procesos de rescate, no se conocerá la magnitud de la catástrofe.

Para leer más