Publicado 20/11/2020 17:18CET

Guterres alerta de que Yemen "está ante el peligro inminente de la peor hambruna en el mundo en décadas"

Un grupo de personas comprueba los daños causados por las inundaciones en la capital de Yemen, Saná
Un grupo de personas comprueba los daños causados por las inundaciones en la capital de Yemen, Saná - Hani Al-Ansi/dpa - Archivo

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha advertido este viernes de que Yemen "está en peligro inminente de la peor hambruna en el mundo en décadas", sumándose así a las voces de alerta internacionales ante el deterioro de la situación en el país, sumido en un conflicto desde finales de 2014.

Guterres ha subrayado en un comunicado que "en ausencia de una acción inmediata, podrían perderse millones de vidas" y ha solicitado "a todos los que tienen influencia" que "actúen con urgencia" para "evitar una catástrofe". "Pido también que todo el mundo evite acciones que puedan empeorar una situación ya complicada", ha agregado.

"Si se fracasa en esto, nos arriesgamos a una tragedia no sólo en la pérdida inmediata de vidas, sino con consecuencias que reverberarán de forma indefinida en el futuro", ha dicho, al tiempo que ha incidido en que el país hace frente a una concatenación de crisis que hacen que su situación sea de extrema fragilidad.

Así, ha manifestado que la situación deriva en parte "de la combinación de una reducción drástica de la financiación para la operación de ayuda de la ONU este año, comparada con 2018 y 2019, un fracaso para mantener el apoyo externo a la economía de Yemen, especialmente al estabilizar el valor del rial yemení".

Guterres ha apuntado además como otros de los motivos "los impedimentos impuestos por yemeníes poderosos y otras partes al trabajo vital de las agencias humanitarias" y ha subrayado que "las langostas y las inundaciones agravan estos problemas".

A LOS YEMENÍES SE LES ESTÁ "MATANDO DE HAMBRE"

El secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, que en septiembre afirmó que "el fantasma de la hambruna" ha vuelto a Yemen ante el repunte de los combates, denunció el 11 de noviembre que "los yemeníes no 'pasan hambre', se les está matando de hambre".

"Palabras como 'gravemente desnutridos', 'inseguridad alimentaria' y 'exceso de mortalidad' son términos técnicos, neutrales y desapasionados que ocultan los horrores que la hambruna inflige en el cuerpo y en la mente", sostuvo Lowcock, quien abogó por "hacer todo lo posible para detenerlo" porque "el tiempo se agota".

En esta misma línea se expresó el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), David Beasley, quien habló de "una cuenta atrás para la catástrofe en Yemen". "Tenemos que hacer que el mundo abra los ojos, se dé cuenta de que lo que estamos viendo es el desarrollo de un desastre humanitario, antes de que sea demasiado tarde", zanjó.

Las fuerzas leales al Gobierno yemení, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi y apoyado por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, respaldados por Irán, llevan combatiendo desde finales de 2014, en una guerra que ahora se considera un conflicto de poder entre las dos principales potencias rivales de la región.

El conflicto ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial. Actualmente, casi el 80 por ciento de la población, unos 24 millones de personas, necesitan asistencia en el país, donde hay más de 20 millones en inseguridad alimentaria.

Contador

Para leer más