Guterres pide combatir el discurso de odio contra minorías religiosas antes de que sea demasiado tarde

DDHH.- Guterres urge a combatir el dicurso de odio contra minorías religiosas antes de que sea demasiado tarde
REUTERS / STRINGER .
Publicado 29/04/2019 21:12:52CET

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha instado este lunes a combatir el discurso de odio contra las minorías religiosas antes de que sea demasiado tarde, tras los recientes ataques contra templos cristianos, musulmanes y judíos.

Guterres ha reaccionado en concreto al ataque armado perpetrado el sábado contra una sinagoga de Poway, en California (Estados Unidos), que se saldó con un muerto y tres heridos, y el del domingo contra una iglesia protestante en la provincia de Soum, en Burkina Faso, que ha dejado al menos seis fallecidos.

Ha recordado igualmente los atentados del Domingo de Resurrección contra iglesias cristianas y hoteles de lujo en Sri Lanka, que se han cobrado más de 250 vidas, y los del pasado 15 de marzo contra varias mezquitas de la localidad neozelandesa de Christchurch, con 50 muertos.

"Estos incidentes son ya demasiado familiares", ha dicho Guterres. "Los musulmanes son disparados en las mezquitas y sus lugares religiosos vandalizados; los judíos son asesinados en sinagogas y sus tumbas profanadas con esvásticas; y los cristianos mueren en los rezos y sus iglesias son incendiadas", ha lamentado.

Guterres ha indicado que "detrás de estas muertes hay una retórica repugnante: la xenofobia dirigida no solo a los grupos religiosos, sino también a los migrantes, a las minorías a los refugiados y contra todo aquel que sea considerado 'el otro'".

Ha llamado la atención sobre el hecho de que Internet se ha convertido en "un invernadero de odio donde los fanáticos se encuentran unos a otros con visiones que pasan de los márgenes a la corriente principal". "Estoy profundamente preocupado porque creo que estamos cerca de un momento crucial en la batalla contra el odio y el extremismo", ha dicho.

Para combatir esta "preocupante corriente", la ONU ha puesto en marcha dos "iniciativas urgentes", una a cargo del relator especial contra el Genocidio, Adama Dieng, que debe elaborar un plan de acción; y otra en manos del Alto Representante para la Alianza de Civilizaciones, Miguel Ángel Moratinos, para asegurar los templos religiosos.

"El odio es una amenaza contra todos, por lo que también es trabajo de todos" combatirlo, ha afirmado, aunque matizando que "los políticos y líderes religiosos tienen la especial responsabilidad de promover una coexistencia pacífica".

Contador

Para leer más