Hacen falta 4.200 millones de dólares para salvar más vidas en Yemen

Actualizado 25/02/2019 17:14:45 CET
426773.1.500.286.20190225112933
Vídeo de la noticia

Actualmente 1,2 millones de niños viven en zonas donde el conflicto está activo

La guerra ha dejado ya más de 7.000 civiles muertos y al 80% de la población necesitada de ayuda humanitaria

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Algo menos de 200 dólares por persona, eso es lo que ha pedido este año la ONU en su mayor llamamiento de fondos hasta la fecha para Yemen donde los casi cuatro años de conflicto han provocado la mayor crisis humanitaria actual y dejado al 80 por ciento de la población necesitada de asistencia para sobrevivir.

"Cuatro años de conflicto continuado han convertido a Yemen en la peor crisis humanitaria de nuestra era", subraya la coordinadora humanitaria de la ONU para Yemen, Lise Grande, que incide en que "el nivel de sufrimiento es sorprendente".

"El 80 por ciento de la población, 24,1 millones de personas, necesitan algún tipo de asistencia humanitaria y protección", subraya, a lo que se suma que "diez millones de personas están a un paso de la hambruna y siete millones están desnutridas".

Según la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, desde que estalló el conflicto en marzo de 2015 se han contabilizado 7.025 civiles muertos y 11.148 heridos, si bien el balance se cree que sería superior.

De ese total, 4.585 muertes son atribuidas a los bombardeos aéreos de la coalición que lidera Arabia Saudí y que apoya al Gobierno yemení, mientras que 1.448 serían obra de los rebeldes huthis y sus aliados, y 367 de grupos yihadistas como Al Qaeda y Estado Islámico.

Además, unos 3,3 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares, incluidas 685.000 que lo han hecho desde el pasado mes de junio cuando las fuerzas gubernamentales y la coalición lanzaron la ofensiva para recuperar el control de la costa occidental del país, incluida la ciudad de Hodeida.

MILLONES DE NIÑOS VIVEN EN ZONAS ACTIVAS DE CONFLICTO

En la actualidad, 1,2 millones de niños viven en alguna de las 31 zonas de conflicto activas, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que calcula que ocho niños han muerto o resultado heridos cada día desde el acuerdo alcanzado por las partes el pasado diciembre en Estocolmo.

El responsable de UNICEF para Oriente Próximo y el norte de África, Geert Cappelaere, lamenta que dicho acuerdo, que prevé entre otras cosas un alto el fuego en Hodeida, "no ha supuesto cambios suficientes para los niños en Yemen". "La mayoría de los niños asesinados jugaban al aire libre con sus amigos, se dirigían hacia la escuela o volvían de la misma", denuncia.

Por otra parte, hay casi 20 millones de personas que carecen de acceso a atención sanitaria en un país donde el sistema de salud se ha venido abajo, y casi 18 millones no tienen acceso a suficiente agua potable o saneamiento adecuado.

Para hacer frente a este escenario, la ONU y sus socios humanitarios han solicitado 4.200 millones de dólares para 2019 con los que esperan poder ayudar a 21,4 millones de personas. En Yemen, según Grande, está en marcha "la mayor operación humanitaria" lo que ha permitido "salvar millones de vidas y ayudado a sobrevivir a cientos de miles de familias yemeníes".

"Cada mes, casi 10 millones de personas están recibiendo asistencia alimentaria y los socios nutricionales están ayudando a identificar y curar al mayor porcentaje de niños que sufren desnutrición aguda severa que en cualquier operación comparable a nivel mundial", resalta la coordinadora de la ONU.

"HARÁN FALTA MÁS FONDOS QUE NUNCA"

"Este año va a ser duro", advierte Grande ante la celebración este martes en Ginebra de una conferencia de donantes para Yemen bajo los auspicios de Suiza y Suecia, asegurando que las organizaciones humanitarias harán "todo lo posible para ayudar a los civiles en Yemen", pero para ello "harán falta más fondos que nunca".

Según el portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), Jens Laerke, en 2018 se recibieron "2.600 millones de dólares, lo que supone el 83 por ciento de lo que solicitamos, que fueron unos 3.000 millones".

En el caso concreto de UNICEF, ha solicitado 542 millones de dólares para seguir respondiendo a las "enormes necesidades" de la infancia. "El impacto del conflicto en Yemen es profundo y no ha dado tregua ni a un solo niño", subraya Cappelaere, que en nombre de UNICEF insta a todas las partes a poner fin a la violencia y mantener a los niños "fuera de peligro", lo que pasa también por garantizar la llegada de los suministros humanitarios imprescindibles.

"Todos nosotros esperamos que 2019 sea el año de la paz para Yemen. Si no lo es, y el conflicto continúa, millones de personas inocentes sufrirán y muchas morirán", alerta Grande, que ha agradecido a los donantes su generosidad hasta ahora.

También se suma a la petición de más fondos a los donantes el secretario general del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), Jan Egeland, que advierte de que "millones de vidas están en juego en Yemen".

En un comunicado, el responsable del NRC resalta que los principales donantes han sido Estados Unidos, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos --con casi el 60 por ciento del total--, seguidos por Reino Unido, países todos ellos que junto a otros "han contribuido a la guerra". Pero también hace falta "más dinero de gobiernos que no estén implicados en esta brutal guerra", defiende.

"Los yemeníes necesitan mucho más que solo dinero. Necesitn que se ponga fin a la interferencia por parte de autoridades políticas y militares al reparto de ayuda", que se levante el bloqueo a todos los puertos y aeropuertos, que se restauren los servicios públicos y "un alto el fuego a nivel nacional para que las conversaciones puedan poner fin al conflicto". "Esta es la única forma de romper el círculo vicioso de sufrimiento humano", previene Egeland.

Para leer más