Actualizado 14/04/2013 01:58 CET

Hamás aplaude la dimisión de Fayyad mientras Al Fatá sospecha un "artificio" político

JERUSALÉN, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El movimiento islamista Hamás ha aplaudido la dimisión este sábado, del primer ministro palestino, Salam Fayyad, al que consideró un "protector" de Israel, mientras el partido Al Fatá, núcleo del Gobierno de la Autoridad Palestina, sospecha que detrás de su dimisión se esconde un "artificio" para mantener el estatus quo a la espera del nombramiento de un sucesor.

"No podemos juzgar la seriedad de esta decisión hasta que el presidente (de la AP, Mahmud Abbas) designe a un nuevo primer ministro. Me parece que esto es un artificio para mantener las cosas como están", declaró el oficial de Al Fatá, bajo el anonimato, a Reuters.

Por su parte, el portavoz de Hamás, Fawzi Barhum, acusó a Fayyad de "trabajar para proteger la ocupación sionista y los intereses de Estados Unidos". Barhum consideró a Fayyad un enemigo declarado de Hamás, responsable del aparato de seguridad que ha arrestado a decenas de simpatizantes del movimiento islamista.

Otro de los altos responsables de Hamás, Salá Bardawil, declaró que la dimisión del primer ministro se debe a un asunto interno y no está en modo alguno relacionada con el proceso de reconciliación entre Al Fatá y Hamás.

"No deberíamos relacionar la dimisión con la reconciliación, porque (Fayyad) ha dimitido por motivos internos", aseguró a la agencia de noticias palestina Maan.

Entre los candidatos para sustituir a Fayyad, en el cargo desde 2007, que apunta el diario israelí 'Yedioth Aharonoth' se encuentran el presidente del Fondo Palestino de Inversiones, Mohamad Mustafa, y el ex ministro de Economía Mazon Sinokrot.