Hamás describe como "una victoria" la dimisión de Lieberman tras los últimos enfrentamientos en Gaza

Ismail Haniyé, líder de Hamás
REUTERS / MOHAMMED SALEM - Archivo
Publicado 14/11/2018 19:10:02CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ha descrito este miércoles como "una victoria" la dimisión del ministro de Defensa de Israel, Avigdor Lieberman, por sus públicas discrepancias con el primer ministro, Benjamin Netanyahu, en cuanto a la forma de responder a los lanzamientos de cohetes desde la Franja de Gaza.

El portavoz de Hamás, Sami Abú Zohri, ha subrayado en un mensaje en su cuenta en la red social Twitter que la dimisión de Lieberman "es una admisión de su derrota y un triunfo político para el pueblo palestino".

En este sentido, el jefe de la rama política de Hamás, Ismail Haniya, ha sostenido que "la resistencia ha logrado una victoria militar sobre las fuerzas de ocupación en menos de una semana".

"Hemos logrado una victoria política con la dimisión de Lieberman. Su anuncio reconoce su fracaso y el fracaso de la entidad ocupante --en referencia a Israel--", ha agregado, según ha recogido el diario israelí 'Yedioth Ahronoth'.

La dimisión de Lieberman se ha visto seguida por manifestaciones en la Franja de Gaza para celebrar su salida del Gobierno israelí, tal y como ha recogido la agencia palestina de noticias Maan.

HEZBOLÁ TAMBIÉN CELEBRA LA RENUNCIA

Por su parte, Hezbolá ha publicado un comunicado para felicitar "al pueblo y la resistencia palestina" por su "victoria" tras los últimos enfrentamientos en Gaza, al tiempo que ha destacado que "confirma la capacidad de los palestinos a resistir al bloqueo".

Así, ha manifestado que "esta victoria demuestra que los palestinos pueden hacer frente a la agresión sionista y frustrar todas las conspiraciones, incluido 'el acuerdo del siglo'", en referencia a la posible propuesta de paz de Estados Unidos.

El partido-milicia ha denunciado además la "traición" de algunos países árabes "que se abalanzan a normalizar sus relaciones con la entidad sionista" y ha pedido a "que todos los árabes y musulmanes apoyen a los palestinos".

Lieberman, líder de la formación ultraderechista Yisrael Beiteinu, se había mostrado contrario a la decisión del Gobierno de suspender el martes los bombardeos sobre el territorio costero a raíz del alto el fuego de dos días anunciado por las milicias palestinas y, en este sentido.

Tras reunir de emergencia a su partido, el titular de Defensa finalmente ha confirmado públicamente lo que ya era un secreto a voces durante toda la mañana. En su opinión, la política de Netanyahu sobre la Franja de Gaza es una "rendición ante el terrorismo". "No hay otra forma de definirlo", ha apostillado.

Para Lieberman, una de las voces más beligerantes del Ejecutivo desde su incorporación, las autoridades israelíes han demostrado en esta ocasión "debilidad" frente a un enemigo que "no habla de la coexistencia y el reconocimiento de Israel" como Estado. Asimismo, "no quieren reducir el desempleo en Gaza".

NETANYAHU SE DEFIENDE

La salida de Lieberman amenaza con provocar un terremoto político en una coalición gobernante que depende en gran medida para su supervivencia de Yisrael Beiteinu. Fuentes del Likud citadas por 'The Jerusalem Post' han asegurado que Netanyahu será quien asuma la cartera de Defensa, que se sumará también a las de Exteriores y Sanidad.

Desde el partido mayoritario han descartado que esté en la agenda del primer ministro la convocatoria de elecciones anticipadas, como ha sugerido Lieberman al anunciar su dimisión. La salida del ministro incluye también la ruptura entre Yisrael Beiteinu y el Likud, lo que deja a la coalición con una mayoría mínima en la Knesset (Parlamento).

El baile de puestos también ha llevado al ministro de Educación, Naftali Bennett, a lanzar un órdago a Netanyahu, hasta el punto de amenazar con que su formación, Hogar Judío, abandonará el Gobierno si su líder no sucede a Lieberman en el Ministerio de Defensa.

Netanyahu no ha aludido este miércoles a la polémica en torno a Lieberman pero, en un acto de homenaje al ex primer ministro David Ben Gurion previo al anuncio del ministro saliente, ha defendido el alto el fuego. Según ha dicho, fue Hamás quien "imploró" el acuerdo: "Sabían muy bien por qué".

En este sentido, ha alegado que su Gobierno seguirá trabajando para garantizar la seguridad de las zonas del sur de Israel más cercanas a la frontera gazací y ha apelado a Ben Gurion para defender que un buen líder es aquel que sabe tomar decisiones aunque sean "contrarias a la opinión popular".

AUMENTO DE LAS TENSIONES

La escalada de la tensión en la zona, que ha alcanzado niveles inéditos desde la guerra de 2014, se desencadenó el lunes, un día después de una operación encubierta de Israel en Gaza que se saldó con la muerte de siete milicianos de Hamás y un soldado israelí. Las milicias palestinas iniciaron entonces el lanzamiento de proyectiles contra territorio israelí.

El martes, las facciones palestinas anunciaron un alto el fuego tras la mediación de Egipto y recalcaron que se ceñirán al mismo siempre y cuando el Gobierno israelí lo respete. Fuentes oficiales israelíes lo han vinculado igualmente a que las milicias lo cumplan.

Los muertos de estos últimos días --al menos siete en la Franja y uno en Israel-- se suman a los más de 200 confirmados desde la 'Gran Marcha del Retorno' convocada en Gaza a finales de marzo. Las organizaciones de Derechos Humanos han acusado a las fuerzas israelíes de utilizar una fuerza excesiva para reprimir las manifestaciones.

Las protestas por la 'Gran Marcha del Retorno' arrancaron para reclamar el derecho de los refugiados palestinos a regresar a las viviendas en las que residían antes de la creación del Estado de Israel en 1948.

Contador