Actualizado 28/05/2013 08:39 CET

Haniyeh desconfía del acercamiento entre Abbas y Peres para resucitar las negociaciones

JERUSALÉN, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro del Gobierno del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en la Franja de Gaza, Ismail Haniyeh, ha expresado su desconfianza del acercamiento entre los presidentes de la Autoridad Palestina (AP) y de Israel, Mahmoud Abbas y Simon Peres, respectivamente, para resucitar las negociaciones.

"No confiamos mucho en estas reuniones, que son aspectos de la normalización y de un intento por devolver a la vida un cadáver llamado negociaciones", ha dicho Haniyeh, a la agencia de noticias Maan, durante el recibimiento a una delegación marroquí.

Además, ha criticado la cooperación en materia de seguridad entre la AP e Israel, en alusión al anuncio de Abbas de que los 96 soldados israelíes que entraron en Cisjordania en 2012 han sido enviados al país hebreo.

"Es lamentable que se hable orgullosamente sobre cooperación en materia de seguridad entre el pueblo palestino y sus ocupantes. Es bizarro y revierte la terminología. Deberíamos tratar a la ocupación israelí como nuestro mayor enemigo, no como un amigo", ha considerado.

También se ha referido al plan económico anunciado el pasado domingo por el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, que supondrá la entrega de 4.000 millones de dólares (3.095 millones de euros) a la AP para garantizar la viabilidad de un futuro Estado.

"Creo que Estados Unidos no tiene nada que ofrecer al pueblo palestino y que Israel ni siquiera ha considerado ofrecer los mínimos derechos al pueblo palestino. Por tanto, solo tenemos una estrategia: resistir e insistir en nuestros derechos inalienables", ha dicho.

SOLUCIÓN DE LOS DOS ESTADOS

Peres y Abbas se han reunido en el marco del Foro Económico Mundial, celebrado el pasado fin de semana en la capital jordana, Amán, y han reiterado su apoyo a la solución de los dos estados para poner fin al conflicto en Oriente Próximo.

"Lo que lastra la reanudación de las negociaciones de paz son algunas lagunas entre el principio y el final. Conociendo muy bien la naturaleza de estas lagunas, estoy convencido de que se pueden salvar", dijo el presidente israelí.

Peres consideró que es "urgente" aprovechar esta "oportunidad real" de reanudar las conversaciones de paz "para completar el proceso con dos estados para dos pueblos viviendo como buenos vecinos", advirtiendo en contra de "perder el tiempo", ya que puede llevar a una "gran decepción".

Abbas también respaldó la solución de los dos estados, "viviendo el uno al lado del otro con paz y seguridad", pero insistió en la necesidad de volver a las fronteras de 1967, rechazando un Estado con "fronteras temporales".

El presidente palestino alertó de que "está en peligro". "Ya he advertido anteriormente de que las actuales condiciones son insoportables. La continua construcción de asentamientos, la cambiante identidad de Jerusalén y las detenciones cerrarán la ventada a la solución de los dos estados", indicó.