Muere un palestino y 42 resultan heridos por disparos de Israel contra nuevas protestas en Gaza

Actualizado 08/03/2019 20:31:18 CET
Protestas en la Franja de Gaza
REUTERS / IBRAHEEM ABU MUSTAFA - Archivo

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Al menos un palestino ha muerto y otros 42 han resultado heridos, entre ellos 15 menores de edad, a causa de los disparos efectuados por las fuerzas de seguridad de Israel en el marco de una nueva jornada de protestas en la Franja de Gaza.

El Ministerio de Sanidad de Gaza --un enclave palestino controlado por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás)-- ha detallado que el fallecido es Tamer Jaled Arafat, de 23 años.

Asimismo, ha señalado que entre los heridos de bala hay además dos periodistas, mientras que cuatro paramédicos han resultado también heridos, uno de ellos a causa del impacto en la cara de un bote de gases lacrimógenos lanzado por las fuerzas de Israel, según ha recogido la agencia palestina de noticias WAFA.

Por su parte, el Ejército israelí ha detenido a dos menores que han logrado cruzar la valla fronteriza y ha asegurado haberles incautado tres armas blancas, tal y como ha informado el diario israelí 'Yedioth Ahronoth'.

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) cifró en enero en al menos 254 los palestinos muertos y en más de 23.600 los heridos en Gaza desde el inicio de la 'Gran Marcha del Retorno' en marzo de 2018.

En su informe, el organismo detalló que entre las víctimas mortales figuran 206 hombres, dos mujeres, 44 niños y dos niñas. Del total, 180 han muerto en el marco de las manifestaciones, mientras que el resto lo han hecho en "otras circunstancias", si bien igualmente por la acción de las fuerzas de Israel.

Asimismo, señaló que la cifra de heridos asciende a 23.603, con 23.384 heridos por la represión israelí de las protestas y 2019 por "otras circunstancias". En el lado israelí ha cifrado en dos los muertos y 52 los heridos.

Por su parte, un relator de naciones Unidas reclamó el martes medidas "decisivas e inmediatas" por parte de la comunidad internacional ante la respuesta israelí contra las manifestaciones en la Franja, que describió como "la receta para un mayor derramamiento de sangre".

El relator especial de la ONU sobre los Derechos Humanos en Palestina, Michael Lynk, denunció las "violaciones del Derecho Internacional" por parte de Israel durante las protestas y recordó que una reciente investigación reveló que "en todas menos dos de las 189 muertes investigadas el uso de fuego real por parte de las fuerzas de seguridad contra manifestantes fue ilegal".

"Seguir asfixiando Gaza es una mancha en la conciencia mundial y una receta para un mayor derramamiento de sangre", dijo. "Restaurar Gaza y garantizar la justicia y la rendición de cuentas daría a la región la esperanza de que un Oriente Próximo mejor es posible", remachó Lynk.

Las protestas por la 'Gran Marcha del Retorno' arrancaron en marzo de 2018 para reclamar el derecho de los refugiados palestinos a regresar a las viviendas en las que residían antes de la creación del Estado de Israel en 1948.

Para leer más