HRW advierte de que EEUU causa "daños duraderos" a los niños migrantes al separarles de sus familias

Publicado 12/07/2019 4:56:49CET
Un niño migrante de Honduras en la frontera de México con Estados Unidos
Un niño migrante de Honduras en la frontera de México con Estados UnidosREUTERS / KIM KYUNG HOON - Archivo

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

La organización Human Rights Watch (HRW) ha advertido este jueves de que los funcionarios de Estados Unidos están causando "daños severos y duraderos" a los niños migrantes al separarles de sus familias en la frontera.

HRW ha afirmado que los niños son regularmente separados de sus familiares adultos que no son sus padres, como abuelos, tíos y hermanos adultos, incluso cuando cuentan con una autorización escrita de los padres.

Además, la organización ha denunciado que niños de cinco años han sido retenidos en instalaciones de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos sin estar acompañados de adultos. La Cámara de Representantes de Estados Unidos celebrará este viernes audiencias sobre la política de separación de familias del Gobierno.

"Las audiencias en el Congreso son el primer paso para explicar y abordar los enormes daños infligidos a los niños y sus familias en las celdas en la frontera", ha indicado el principal asesor de derechos de los niños de HRW, Michael Garcia Bochenek.

"Los altos funcionarios de inmigración deben aprovechar esta oportunidad para reconocer estas serias preocupaciones y anunciar el fin inmediato de la separación de familias", ha añadido.

HRW ha identificado 22 casos en los que los niños afirman que fueron separados de manera forzada de sus familiares, generalmente durante las primeras horas de detención.

La organización ha señalado que los agentes fronterizos de Estados Unidos deben identificar a los menores víctimas de la trata y tomar medidas para protegerles, pero ha recalcado que todos los casos de separación de familias involucran a niños que viajan con sus familiares para buscar asilo o unirse a otros miembros de la familia, sin ser víctimas de la trata.

Los niños separados de sus familias sufren insomnio, dificultades para concentrarse, cambios repentinos en el estado de ánimo y ansiedad constante, según HRW.

Para evitar que los niños migrantes sufran daños y defender la unidad familiar, la organización a instado a que el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos revise todos los casos de separación de familias, incluidos los de miembros que no sean los padres de los menores, para determinar si la separación era lo mejor para el interés del niño.

También ha pedido que el Congreso prohíba la separación de familias excepto cuando sea en beneficio de los intereses individuales del niño.

"La agencia fronteriza necesita una dirección clara de la Administración para poner fin a la separación familiar forzada y otras prácticas abusivas", ha subrayado Bochenek. "Le corresponde al Congreso proporcionar la supervisión para asegurarse de que la agencia fronteriza cumpla", ha aseverado.

Contador

Para leer más