Actualizado 25/07/2018 14:13 CET

HRW denuncia el "bloqueo" de la UE a los rescates en el Mediterráneo y avisa de que provocará "más muertes"

Migrantes rescatados por el 'Aquarius' en el Mediterráneo
REUTERS / HANDOUT . - Archivo

Reclama un acuerdo para que desembarquen en países europeos y no acaben en Libia siendo detenidos en tierra

MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

Human Rights Watch (HRW) ha denunciado el comportamiento de la Unión Europea por considerar que está impulsando un "bloqueo" de las operaciones de rescate de migrantes en el mar Mediterráneo y está cediendo su responsabilidad a la Guardia Costera libia, un comportamiento que ve como "una receta para una mayor pérdida de vidas" y para mantener los abusos que sufren las personas "atrapadas" en Libia.

"Los esfuerzos para bloquear los rescates y las dudas sobre dónde pueden desembarcar las personas rescatadas, impulsadas por la visión sin corazón y de línea dura de Italia, están llevando a más muertes en el mar y a un mayor sufrimiento en Libia", ha subrayado la directora asociada para Europa y Asia Central de HRW, Judith Sunderland, en un comunicado.

"En lugar de desalentar los rescates de organizaciones no gubernamentales, buques comerciales e incluso buques militares, los estados miembro de la UE y las instituciones deberían garantizar que las personas rescatadas son llevadas a puertos seguros donde se puedan cubrir sus necesidades de protección", ha afirmado.

En una visita realizada a Libia en julio, HRW entrevistó a guardias costeros, a decenas de refugiados y migrantes detenidos en cuatro centros en Tripoli, Zuwara, y Misrata y a responsables de organizaciones internacionales.

Los migrantes trasladaron a la ONG "graves acusaciones sobre abusos" cometidos por los guardias y los traficantes y algunos denunciaron el comportamiento agresivo de la Guardia Costera durante los rescates en el mar". "Human Rights Watch confirmó que las fuerzas de la Guardia Costera carecen de la capacidad para garantizar la seguridad y la eficacia de los rescates", ha indicado la ONG.

Tras recordar la negativa del Gobierno italiano a recibir en sus puertos a los buques de ONG con migrantes rescatados en el Mediterráneo, HRW ha señalado que en las últimas semanas solo está patrullando en aguas internacionales el buque de la ONG española Proactiva Open Armas, mientras que el resto de barcos "están bloqueados en puertos italianos y malteses por procesos legales" o están planeando nuevos procedimientos operativos "dada la incertidumbre en torno a los rescates y los desembarcos.

La ONG ha denunciado que, a pesar de que las salidas desde Libia "han caído significativamente", "la cifra de muertos en el Mediterráneo, en la travesía saliendo desde Libia y Túnez para dirigirse a Italia o Malta, "se ha disparado". "Solo en junio se estima que 600 personas han muerto o han sido dadas por desaparecidas, lo que eleva la cifra total de muertos desde el 1 de enero a más de 1.100", ha resumido.

"El fallo de los países miembro de la UE por no garantizar la capacidad de búsqueda y rescate en el Mediterráneo central es contrario al espíritu del Derecho del Mar y, en determinadas circunstancias, puede dar lugar a responsabilidad por pérdidas de vidas prevenibles y por incumplimientos directos de la prohibición de devolución a zonas con riesgo de persecución, tortura o maltrato", ha indicado.

HRW ha hecho hincapié en que permitir a la Guardia Costera que intercepte a las embarcaciones de migrantes en aguas internacionales cuando hay constancia del "trato degradante, inhumano y cruel" que se da en los centros de detención en Libia puede suponer "ayudar o colaborar con graves violaciones de los Derechos Humanos".

LIBIA NO TIENE LEYES PARA PROTEGER A LOS REFUGIADOS

En este sentido, ha recordado que Libia no ha firmado la Convención del Refugiado de 1951 y no tiene ninguna ley que proteja a este colectivo, lo que conlleva que los migrantes devueltos "no tienen un remedio efectivo para la protección que necesitan".

La ONG ha dicho que la Organización Internacional Marítima (IMO) tomó en junio la "lamentable" decisión" de reconocer la declaración de una vasta zona de búsqueda y rescate en las aguas en torno a sus costas y que, desde entonces, Italia ha presionado a la UE para que ceda sus "responsabilidad" a las fuerzas desplegadas en aguas internacionales.

Como consecuencia, según ha subrayado, el número de personas detenidas en Libia por la Guardia Costera ha "aumentado", con 8.672 migrantes detenidos a fecha de 12 de julio frente a los 5.200 contabilizados en mayo, según un general libio. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) eleva a 9.300 las personas detenidas en los centros de Libia.

LA UE DEBE RECHAZAR LOS LLAMAMIENTOS DE SALVINI

HRW ha recalcado que los líderes de la UE "deberían rechazar inequívocamente" los llamamientos del ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, para designar a Libia como un lugar seguro para acoger a migrantes y refugiados. "Dado el trato actual a los migrantes en Libia, una designación así equivale a negar la realidad", ha indicado la ONG, antes de emplazar al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) renovar su petición para que todos los países acojan en sus territorios a todas las personas que huyen de Libia, ya sean libios o migrantes.

Tras dejar claro que los países de la UE deberían actuar con urgencia para proteger a los migrantes en el mar y facilitarles puertos de desembarco, HRW ha subrayado que deberían garantizar la presencia de buques de rescate en lugar de "obstruir" a los desplegados por las ONG.

La organización de defensa de los Derechos Humanos ha indicado que los países de la UE deberían alcanzar "acuerdos para el desembarque regional de migrantes que incluyan garantías contra las detenciones automáticas de los rescatados y para que se asegure que son llevados a puertos seguros y reubicados en países europeos".

"Un acuerdo así es crítico para preservar los esfuerzos de salvamento de vidas en el mar, incluidos los barcos no gubernamentales y comerciales, y para evitar disputas recurrentes sobre el desembarco. La Comisión Europea y los países de la UE deberían presionar a Italia y Malta, los más cercanos al área de salvamento y rescate, para permitir rápidos desembarcos", ha remarcado.

"El ministro del Interior acierta al señalar la hipocresía de entrenar y aprovisionar a la Guardia Costera libia mientras se dice que Libia no es un puerto seguro", ha señalado Sunderland. "Pero no hay una cantidad de deseos que pueda hacer a Libia un lugar seguro al que llevar a los migrantes y refugiados", ha concluido.

Para leer más