HRW denuncia la detención de un ciudadano australiano en Bulgaria a pesar de una orden judicial de liberarle

Publicado 09/10/2019 7:30:40CET

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La organización Human Rights Watch (HRW) ha instado este miércoles a las autoridades de Bulgaria a aclarar la base legal para la detención del ciudadano australiano Paul "Jock" Palfreeman o liberarle "de inmediato".

HRW ha afirmado que Palfreeman podría haber permanecido detenido de forma ilegal en un centro de detención de inmigrantes en la capital búlgara, Sofía, desde el pasado 19 de septiembre, después de que un Tribunal de Apelaciones ordenara su liberación y deportación a Australia.

Según la ley búlgara, a pesar de que el fallo del tribunal sea definitivo, el fiscal general lo impugnó en el Tribunal Supremo de Casación, alegando que dos de los tres jueces en el panel asistió a seminarios organizados por un destacado grupo de Derechos Humanos y ofreció asistencia legal al australiano.

"Palfreeman recibió la orden de ser puesto en libertad por un tribunal superior en una decisión final que no estaba sujeta a apelación. Tiene su pasaporte y billete de avión. Australia le quiere de vuelta ¿Por qué sigue detenido?", ha cuestionado la investigadora principal de Europa del Este y los Balcanes para HRW, Lydia Gall.

"Según el estado de derecho, no se puede simplemente encerrar a las personas o evitar que se vayan solo para demostrar algo. Tiene que haber una base legal clara o sería ilegal", ha aseverado.

El abogado del ciudadano australiano, Kalin Angelov, ha subrayado que la Fiscalía de Sofía emitió una prohibición de viaje para Palfreeman durante los días posteriores al fallo. Además ha asegurado que casi tres semanas después de que su cliente fuera trasladado al centro de detención de inmigrantes de Bustmantsi, no recibieron un documento oficial que describiera las bases legales para su detención.

Contador

Para leer más