HRW denuncia que Emiratos mantiene en prisión a cinco activistas tras haber cumplido sus penas de cárcel

Publicado 09/07/2019 11:38:00CET
Banderas de Emiratos Árabes Unidos en Dubái
Banderas de Emiratos Árabes Unidos en DubáiREUTERS / AHMED JADALLAH - Archivo

Reprocha a las autoridades la aplicación de la ley antiterrorista para mantener arrestados a opositores y críticos con el régimen

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) ha denunciado que las autoridades de Emiratos Árabes Unidos mantienen en prisión a cinco activistas tras haber completado las penas de cárcel que les habían impuesto los tribunales.

Activistas emiratíes consultados por la ONG han dicho que las autoridades mantienen encarcelados a estos cinco hombres como "terapia", sin una clara base legal, tras haber cumplido sus respectivas penas de prisión derivadas de unos juicios en 2014 y 2016 que consideran injustos.

Tres de los cinco activistas fueron condenados a penas de tres años de prisión y de dos a cinco años de cárcel por cargos contra la seguridad estatal tras lo que, según HRW, fueron juicios aparentemente injustos en 2014 y 2016.

Se trata de Usama al Nayar, un activista de Internet, y Jalifa al Rabea y Othman al Shehi, activistas en la red de redes y miembros de Al Islá, una organización no violenta registrada como movimiento islamista en Emiratos Árabes Unidos y, desde 2014, catalogada por las autoridades como organización "terrorista". Los otros dos encarcelados son Badr al Buhairi y Ahmad al Mula, dos activistas vinculados también con Al Islá.

"Negar a los detenidos la libertad durante años tras haber completado sus penas demuestra un desvergonzado concepto del Estado de derecho", ha subrayado el subdirector para Oriente Próximo de HRW, Michael Page. "Estos hombres tienen todos vidas y familias con las que volver y no deberían afrontar la perspectiva ilegal y cruel de una detención indefinida", ha añadido.

HRW ha recordado que ha documentado en anteriores ocasiones graves acusaciones de violaciones del debido proceso y las garantías de un juicio justo en Emiratos Árabes Unidos, "particularmente en casos relacionados con la seguridad del Estado". Entre las prácticas denunciadas figuran arrestos arbitrarios y acusaciones de tortura y malos tratos en instalaciones de las fuerzas de seguridad.

A LA CÁRCEL POR SUS MENSAJES CRÍTICOS EN TWITTER

Al Nayar usó Twitter para hacer campaña a favor de la liberación de su padre y de otros detenidos políticos en Abú Dhabi, así como par criticar la condena de 69 emiratíes en julio de 2016 en un juicio masivo de activistas que pedían reformas políticas. Fue arrestado en marzo de 2014 y estuvo detenido sin cargos durante más de seis meses.

En noviembre de ese año, la Cámara de Seguridad Estatal del Tribunal Supremo le condenó a tres años de prisión en aplicación de la ley contra los ciberdelitos con cargos como "dañar las instituciones" y "comunicarse con organizaciones extranjeras para facilitar información errónea". Al Nayar debería haber salido de prisión en marzo de 2017.

En marzo de 2014, la misma cámara del Supremo condenó a Al Rabea y Al Shehi a cinco años de prisión por unas declaraciones en Twitter de apoyo a decenas de disidentes políticos arrestados en 2012, muchos de ellos procesados en el macrojuicio de julio de 2013. Los dos activistas fueron arrestados en julio de 2013 y permanecieron detenidos en un lugar no especificado en solitario durante meses hasta el juicio.

Fueron condenados por la misma ley contra delitos cibernéticos y bajo cargos de pertenencia a una "organización secreta" en virtud del Código Penal, lo que podría ser una referencia al movimiento Al Islá, además de por crear y gestionar cuentas en Twitter y "diseminar noticias e ideas que "incitan al odio y a los desórdenes públicos". El tribunal se negó a ordenar una investigación sobre la denuncia de que los dos detenidos habían sido torturados y agredidos durante la detención. Deberían haber salido de prisión en julio de 2018.

Al Buhairi y Al Mula fueron arrestados en abril de 2014 y fueron condenados a tres años de prisión en junio de 2016 por pertenencia a una "organización secreta". Deberían haber salido de la cárcel en abril de 2017.

Activistas emiratíes consultados por HRW han denunciado que, a pesar de haber cumplido sus condenas, los cinco activistas continúan en la prisión de Al Razeen bajo la acusación de que "representan una amenaza terrorista", un cargo por el que la ley antiterrorista de Emiratos Árabes Unidos de 2014 permite la detención indefinida.

HRW ha denunciado que esta norma no define claramente qué se considera una amenaza terrorista y no fija un plazo máximo para la detención continuada, imponiendo únicamente la obligación de que los fiscales lleven el caso ante un tribunal cada tres meses para su revisión.

"Las autoridades de Emiratos Árabes Unidos deberían aclarar de inmediato si los cinco hombres encarcelados tras cumplir sus condenas afrontan cargos por actividades criminales reconocibles. En caso de ser así, deberían ser procesados y llevados a juicio tan pronto como sea posible. Si no, las autoridades deberían liberarlos de inmediato", ha asegurado la ONG.

Tras recordar que la legislación internacional protege los derechos fundamentales, incluido el derecho a no ser sometido a una privación arbitraria de libertad, HRW ha recordado que el Comité de Derechos Humanos deja claro que los estados deben demostrar los motivos por los que una persona debe permanecer detenida cuando suponga una amenaza tal que la única medida de prevención posible sea el encarcelamiento.

En este sentido, ha recordado un informe de mayo de 2015 del relator especial de Estados Unidos en materia de independencia judicial que "confirma el patrón de abusos en los casos de seguridad estatal en Emiratos Árabes Unidos", con prácticas como la denegación de la asistencia legal a detenidos en régimen de incomunicación previa al juicio y la admisión de confesiones forzadas como pruebas en procesos penales.

"Mientras proclama ante el mundo que está liderando la lucha contra el terrorismo, Emiratos Árabes Unidos ha reforzado a sus tribunales para que ordene detenciones continuadas e indefinidas de opositores y críticos con una endeble base leal", ha afirmado Page. "Las autoridades de Emiratos Árabes Unidas parecen absolutamente comprometidas para reprimir cualquier manera de disidencia pacífica, tanto la expresada actualmente como las del pasado", ha concluido.

Contador

Para leer más